Pablo Casado cierra la convención de su partido en Valencia, símbolo de la corrupción del PP

Política 04 de octubre de 2021 Por Redacción

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

La 

 ‘semana grande’ de Pablo Casado, que daba inicio con su popularidad fuertemente alicaída por las tensiones que se viven a la interna del partido y los polémicos fichajes ‘estrella’ que decidió sentar a su lado en los coloquios e intervenciones programadas, ha puesto su punto final en la conocida plaza de toros de Valencia.

El presidente de los azules decidía volver a utilizar ese emplazamiento para congregar a los 9.000 simpatizantes del partido, para los que fletaron autobuses procedentes de todo el país, y mostrar así el fortalecimiento de su liderazgo. Sin embargo, su decisión no ha pasado desapercibida por la carga simbólica que mantiene.

La última vez que se dieron cita miembros del Partido Popular en el lugar lo hicieron acompañados de 12.000 personas, en el momento previo al batacazo electoral que les desalojó de la Generalitat y con la mayoría de sus altos cargos señalados por la justicia. Y lo protagonizó Rita Barberá, de la mano de Mariano Rajoy y Alberto Fabra.

Una gran cantidad de mítines y eventos organizaron los azules en la plaza, hasta esa fatídica fecha en el año 2015, por donde pasaron figuras, la mayoría de ellas ya procesadas, como Francisco Camps, Eduardo Zaplana o Alfonso Rus. Desde entonces, considerada todo un “símbolo” de la corrupción de la formación, nadie del Partido Popular, ni siquiera el valenciano, se había atrevido a retomar el emplazamiento como sede de sus encuentros públicos.

RECONCILIACIÓN DE CASADO CON EL PASADO DE SU PARTIDO

La ‘reconciliación’ de Casado con el pasado de su partido es algo de lo que el político ha querido presumir durante la gira de la convención nacional, y no solo por el poder de lo simbólico. Durante la jornada de ayer, hacía aparición sorpresiva un viejo conocido de las instituciones políticas y jurídicas de la región: Francisco Camps.  Camps, que aún mantiene dos procesos abiertos desde su imputación en 2008, no solo saludó a los congregados, también brindó su lealtad, como ya hiciera Mariano Rajoy con él antes de abandonarle y tener que dimitir al frente del PP valenciano, al actual líder de los populares y al candidato Carlos Mazón, número uno en las listas para presidir la Generalitat.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves

 Suscripción económica albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar