Educar en respeto animal es también formar personas en valores para vivir en sociedad.

Asociaciones 11 de septiembre de 2020 Por Engatadas

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

p>p>p>>p>p>

En las visitas a las colonias felinas cuando puedo, me hago acompañar por niños tratando de fomentar el respeto hacia los animales como una parte importante de su desarrollo y educación.

Resulta ilusionante compartir esa curiosidad y esa capacidad que tienen en edades tempranas por entusiasmarse e implicarse sin prejuicios ni ideas preconcebidas, haciendo aflorar lo mejor de ellos.


En estas visitas los niños ven a los gatos de las colonias, van familiarizándose con ellos, con sus historias, aprenden sus nombres, les contestas a esas mil preguntas que despiertan su curiosidad y cuya ingenuidad resultan entrañables.

Empiezan a diferenciarlos, caminan felices hacia el lugar, se alegran cuando los ven, se afanan en llenar sus cuencos de pienso, de agua limpia, se esfuerzan en dejar limpia “su casa” como dicen ellos... en definitiva, normalizan e interiorizan el buen trato hacia los animales.

Los ayuntamientos podrían sacar partido de esa disposición en edades tempranas a ser inclusivos, a amar sin etiquetas, a mimetizar la empatía, cualidades que revierten en sus relaciones personales y que en definitiva incidirán en sus relaciones sociales, en su manera de ser ciudadanía en el futuro.

Si los ayuntamientos, en este caso el Ayuntamiento de Albacete, con la colaboración de las asociaciones, como enGatadas, que de forma desinteresada y con experiencia trabajamos en ese área, ejercieran su responsabilidad sobre las colonias felinas e hicieran de ellas espacios cuidados y controlados, pudiendo desde los colegios organizar visitas, al igual que hacen por ejemplo a un Centro de Recuperación de Aves (mucho mejor que a zoos o delfinarios donde los animales están contra natura encerrados) estaríamos enseñando formas de interacción respetuosas con otros seres diferentes, pero con la misma capacidad de sentir.

No debemos olvidar que el maltrato animal, auténtica lacra social que muestra su cara más cruel día sí, día también, se gesta básicamente por falta de educación, concienciación y sensibilización.

Y tengamos presente que cuando hablamos de maltrato animal, estamos hablado de un problema de VIOLENCIA.

Escuchamos muchos discursos para solucionar problemas pero en menor grado que para prevenirlos.

Educar no es únicamente alimentar neuronas con datos e información; es también formar personas en valores para vivir en sociedad.

esde la escuela se puede contribuir a realizar ese trabajo, pero para ello, los ayuntamientos han de empezar por hacer el suyo.

-- 

Te puede interesar