El PSOE evita pedir el cese de Garzón pero tampoco lo respalda.

Política 12 de enero de 2022 Por Redacción/contrainformación.es
El PSOE no da la cara por su ministro de Consumo y con esta actitud beneficia a la derecha que insiste en pedir la dimisión de Garzón

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

La polémica sobre las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, en una entrevista concedida a The Guardian sobre el sector ganadero y las macrogranjas parece no tener fin. Sus palabras han enfadado en La Moncloa y el sector socialista, cuyos miembros día tras día desautorizan a su colega

Este mismo martes, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha dicho en Onda Cero: «Soy el ministro de Alimentación, si alguien habla de alimentación, lo normal es que me llame». «Cuando yo tengo algún tema que toca otro ministerio, normalmente nos llamamos y decimos lo que se va mencionar y cómo», ha añadido.

Esta polémica es lamentable, porque pone en tela de juicio la actividad de los ganaderos”, ha subrayado el ministro de Agricultura, quien ha eludido contestar a la pregunta sobre si Garzón es la persona más indicada para desempeñar el puesto de ministro de Consumo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez en una entrevista en la Cadena Ser señaló: «Lamento muchísimo la polémica y creo que con eso lo estoy diciendo todo». Por su parte, el PSOE evita pedir el cese de Garzón pero tampoco lo respalda. Unidas Podemos lamenta que los socialistas apuesten por «quemar» a un ministro «creyendo que van a ganar con ello cuatro votos».

Bulo impulsado por el PP

Mientras tanto, Alberto Garzón, asegura no sentirse desautorizado por Sánchez ni teme que le puedan mover de la silla. El ministro de Consumo se ratifica en sus palabras y sostiene que la polémica por la entrevista se ha generado en torno a un «bulo» impulsado por el PP.

Gran parte de lo que estamos debatiendo en estos últimos días tiene que ver con lo que no dije, tiene que ver con el bulo, tiene que ver con la mentira, tiene que ver con una imitación de las estrategias de Trump, de Bolsonaro, de la extrema derecha, de un Partido Popular que, como candidatos de las macrogranjas, han decidido competir con la extrema derecha usando esta estrategia, pero yo de eso no quiero, no puedo ni debo hablar. Tengo que hablar y defender lo que yo sí dije», ha señalado en El Intermedio.

«Yo soy una persona que se puede equivocar como cualquier otra pero yo creo que no me equivoqué. Es una entrevista que se hace el 14 de diciembre, antes de que supiera que había elecciones  en Castilla y León. Es una entrevista que se publica el 26 de diciembre y en la que digo lo que ya había dicho antes, lo que diré después y qué es lo que dice la ciencia. Nada más. Y solo hasta el 3 de enero es cuando un lobby de las empresas cárnicas de las macrogranjas decide trocear la entrevista, manipularla y sacar una nota para difundirla», ha continuado.

«Los mecanismos para los cambios en el Ejecutivo no se han activado»

Preguntado por si esta en peligro su cargo como ministro de Consumo o si cree que va a acabar la legislatura, Garzón ha respondido: «Yo me siento cómodo en lo que estoy haciendo y creo que lo que estoy haciendo está siendo reconocido por todos los actores a los que yo me dirijo, que es a la población, y en el acuerdo del Gobierno de coalición está establecido una serie de mecanismos para los cambios en el Ejecutivo que no se han activado. No creo que se vayan a activar», ha añadido. Garzón cree que ahora mismo su cargo no peligra, aunque no depende de él.

Alberto Garzón ha asegurado que él ha seguido las directrices del Gobierno en la materia, aunque no sabe por qué no salió Sánchez en su defensa. Únicamente ha indicado que “Yolanda y el presidente hablaron del tema y ella simplemente me expresó que ella estaba de acuerdo con lo que dije”

Aunque el tema no se ha tratado formalmente entre los puntos de debate del Consejo de Ministros, han tenido lugar charlas informales en los pasillos con la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y otros compañeros. También ha confesado que había conversado ya con Luis Planas, de quien cree que “seguro que está de acuerdo con lo que yo sí dije, pero el problema es que está circulando una estrategia del bulo”. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves

 Suscripción económica albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar