Generic

El asesinato de García Caparrós, 44 años despues

Sociedad - Derechos Humanos 05 de diciembre de 2021 Por Redacción
La Policía Armada que creo Franco asesino al joven que se manifestaba ondeando la bandera blanca y verde símbolo de Andalucia

El año 77 fue para Andalucía especial, ya que se decidía si los andaluces éramos capaces de gobernarnos por nosotros mismos y nos podíamos ganar el estatuto de autonomía como el resto de provincias o por el contrario nos teníamos que quedar en una categoría inferior.

Para conseguirlo, cientos de manifestaciones se sucedieron por toda la geografía del sur de España y Málaga no fue diferente al resto. En la manifestación del 4 de diciembre más de 200.000 personas se agolparon en la calle, y aunque se dio permiso tanto para la manifestación como para que la bandera andaluza ondease en los edificios oficiales, Francisco “Pancho“ Cabezas, gobernador civil de Málaga y próximo al Frente Anticomunista Español (FAE), hizo caso omiso de la orden y no colgó la bandera.

Cuando la manifestación llega a la Diputación, al ver que la bandera no está presente, empiezan los abucheos, quizá debido también a que en los soportales del edificio hay un grupo de falangistas con la camisa azul y el brazo en alto insultando a los manifestantes y protegidos por la Policía Armada.

Llegado el momento Juan Manuel Trinidad Berlanga, se encarama al balcón y cuelga la bandera blanca y verde. Justo lo que estaban esperando los antidisturbios, ya que a continuación se produce la carga de la policía con pelotas de goma y botes de gas lacrimógeno. Y no sólo con pelotas y botes, un sargento dispara balas de verdad y una de ellas alcanza a Manuel García Caparrós, trabajador de la fábrica de cervezas Victoria de 18 años, que le produce la muerte instantánea.

Poco después el periodista Rafael Rodríguez califica lo ocurrido de asesinato, y es cuando Martín Villa reproduce su famosa frase lo suyo son asesinatos, lo nuestro son errores. Un día después la guardia Civil entra en el estudio de Radio Juventud y le pega una paliza al periodista.

Como siempre el caso se abrió bajo la promesa de que se investigaría a fondo cayera quien cayera y después de 7 años el caso se sobreseyó, no se juzgó a nadie y el sumario desapareció misteriosamente de los Juzgados de Málaga.

Nuestros muertos son el sudor de nuestra sangre grita el pueblo andaluz, cada 4 de diciembre

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.

  Si quieres publicar artículos, envía el material junto con tus datos a [email protected]. ¡Participa!  

Te puede interesar

Boletín de noticias

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves

El tiempo - Tutiempo.net

Te puede interesar

 Suscripción económica albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión