Otro escándalo de pornografía infantil en la Iglesia Católica

Derechos Humanos 27 de marzo de 2021 Por Albacete al dia
Además de fotografías y vídeos de menores desnudos, tenía muñecos de apariencia realista de menores y prendas de ropa de niño

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Traducir al idioma deseado

de

El sacerdote que fue detenido por la Policía en Málaga tras descubrir que tenía miles de archivos de pornografía infantil, que compartía a través de internet con otros usuarios, ha sido condenado a 2 años de prisión y un periodo posterior de libertad vigilada tras un acuerdo alcanzado con la defensa del acusado. La Fiscalía solicitaba nueve años de prisión para el cura. El acuerdo establece también que el condenado no podrá desempeñar ningún tipo de empleo o cargo público con menores de edad.

En 2018, el cura fue arrestado por la Policía Nacional junto a otros tres hombres, de entre 36 y 48 años y nacionalidad española, por tener y compartir material pornográfico infantil. La bautizada Operación Sandrina se inició gracias al continuo trabajo de rastreo en la Red por parte de ciberagentes y a un aviso del organismo de Estados Unidos encargado de denunciar canales que comparten pornografía infantil.

Este organismo alertó de que una serie de direcciones IP, cuyas conexiones se ubicaban en la provincia de Málaga, estaban compartiendo con otros usuarios imágenes de pornografía infantil. Una de ellas era la del sacerdote.

El sacerdote compartía archivos de pornografía infantil a través de internet

Cuando los agentes registraron los inmuebles, encontraron muñecos “de apariencia realista” así como ropa de talla pequeña. También había diversos equipos informáticos y numerosos dispositivos de almacenamiento masivo que acumulaban más de 400.000 imágenes y vídeos. Entre la documentación audiovisual había grabaciones de niños en la playa, imágenes de menores posando sin ropa y vídeos tomados con cámara oculta en baños.

Tras su detención, el Obispado de Málaga suspendió al sacerdote de manera cautelar. La Diócesis, a través de un comunicado, pidió entonces «perdón a las posibles víctimas» e invitaba «a todos los fieles a orar por ellas, por sus familias, por la Iglesia, sus ministros y colaboradores, y también por la conversión de quienes cometen tan execrables hechos».

El material informático hallado en su domicilio incluía también imágenes del cura realizando supuestos tocamientos a niñas durante su sacerdocio en Madrid y, por ello, fue arrestado y puesto a disposición judicial. El juzgado de instrucción número 12 determinó entonces su ingreso en prisión.

Fuente:contrainformacion.es

Albacete al dia

Albacete al día

Te puede interesar

Boletín de noticias

 Ayudar a albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar