“Si no me envías el acta, Cifuentes os va a matar a vosotros y al rector”

Justicia 18 de enero de 2021 Por Albacete al dia
La profesora Cecilia Rosado, autora de la falsificación del acta del máster de Cristina Cifuentes dice que recibió amenazas.
IMG_20210118_191347

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Traducir al idioma deseado

de

La profesora de Derecho Constitucional Cecilia Rosado, autora de la falsificación del acta acreditativo del máster cursado por la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, reconoció este lunes en el juicio que se celebra en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que hizo ese acta a instancias de su superior, el catedrático Enrique Álvarez Conde.

Además, relató que llegó a recibir una llamada de María Teresa Feito, asesora de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y funcionaria de la Universidad Rey Juan Carlos, en la que le exigió el envío del documento y le dijo: “Si no me envías el acta, Cifuentes os va a matar a vosotros y al rector”.

Como autora de la falsificación del acta, la Fiscalía pide para ella 21 meses de prisión, una pena bastante inferior a los tres años y tres meses que solicita para la expresidenta madrileña porque desde el inicio de la instrucción reconoció los hechos y colaboró en la investigación.

La Fiscalía cita en su escrito la información publicada en marzo de 2018 en el periódico digital 'elDiario.es' en la que se hacía constar que la alumna Cristina Cifuentes no tenía aprobadas todas las asignaturas ni había presentado el Trabajo Fin de Master (TFM) del Master Universitario en Derecho Público del Estado Autonómico del Instituto de Derecho Público de la Universidad Juan Carlos de Madrid del año 2011/2012.

Rosado, directora del Máster en Derecho Autonómico y Local, insistió en que entre ella y el catedrático había una relación de “jerarquía”, que empleó para presionarla y conseguir que falsificara el acta “ante el temor de las posibles consecuencias negativas para mi carrera docente por no acatar lo que me pedía”.

La acusada aseguró que desde 2014 mantenía una relación tensa con Álvarez Conde, que era el director del Instituto que organizaba el máster. Álvarez Conde ya ha fallecido y sobre él ha hecho recaer la profesora toda la responsabilidad del falseamiento de los documentos que exhibió Cifuentes y la Universidad para justificar la realización del curso.

Rosado aseguró que nunca pasó lista en sus clases y, por tanto, no llevaba control de asistencia. Admitió que algunos alumnos estaban dispensados de asistir cuando sus trabajos se lo impedían y dijo que para presentar el Trabajo Fin de Máster (TFM) había que tener todas las asignaturas aprobadas.

24 LLAMADAS Y 15 SMS

La acusada relató que tras la publicación de la información sobre el máster en 'elDiario.es' llamó a Álvarez Conde para preguntarle por la situación. Luego, a lo largo del día el catedrático se puso en contacto con ella y llegó a llamarla durante esa jornada 24 veces y a enviarle 15 sms. Según su versión, el catedrático le transmitió en esas llamadas que “esto hay que arreglarlo. Hay que hacer lo que sea para arreglar esta cuestión” y yo “me puse muy nerviosa, me sentí muy presionada. Sabía que si no lo hacía habría consecuencias para mí”.

En esas llamadas, Conde le ordenó confeccionar un acta falsa firmada por un tribunal examinador que tenía que estar formado por las profesoras Clara Souto, como vocal; Alicia López de los Mozos, como presidenta; y por ella misma. Ambas profesoras, dijo, le mostraron su firma a través de videollamada y ella las copió en el documento.

También a lo largo del día “recibí llamadas de Maite Feito”, de la que dijo que tenía “una relación fluida y estrecha” con Álvarez Conde. Yo tenía un teléfono de Feito pero no recuerdo interacción telefónica con ella habitual antes de esto. De Feito recibió “15 llamadas y cinco sms”, además de “llamadas de WhatsApp”.

En esos contactos, “me dice que el Trabajo Fin de Máster tiene que aparecer”, más tarde le instó a “hacer el trabajo", y "en una de ellas” le llegó a pedir “bibliografía sobre el trabajo propuesto por Álvarez Conde”. Más adelante, cuando el acta falsificada ya estaba lista, Feito la llamó para “que envíe el acta, que haga el acta, que envíe el acta, que haga el acta… Y yo le acabo respondiendo para decirle que voy a hacerla”. En ese intercambio de contactos y después de que Rosado se negara a enviarle el documento, la asesora del Gobierno de la Comunidad de Madrid le advirtió: “Si no la envías, Cifuentes os va a matar a vosotros y al rector”.

RECONOCIÓ LAS PRESIONES

Finalmente, Álvarez Conde pidió a Rosado que usando un correo a su nombre enviara las actas al rector de la Universidad Rey Juan Carlos y al director de comunicación de la institución para que pudieran ofrecer una rueda de prensa exculpatoria para Cifuentes. En todo momento, Rosado insistió en que nunca comprobó personalmente si el TFM existía y se atuvo a la información que le dio el catedrático, que acabó reconociendo en un escrito que ejerció las presiones relatadas sobre la profesora para la realización de las actas.

Por su parte, Feito, que declaró a continuación, se describió a sí misma como asesora en bilingüismo de la Comunidad de Madrid y negó conocer personalmente a Cifuentes o tener relación alguna con ella. Pese a ello, fue la persona que la acompañó a recoger su título a la Universidad Rey Juan Carlos. Atribuyó este hecho a que ella había trabajado para la universidad y a que el campus tiene un diseño complejo.

Por su parte, Feito, que declaró a continuación, se describió a sí misma como asesora en bilingüismo de la Comunidad de Madrid y negó conocer personalmente a Cifuentes o tener relación alguna con ella. Pese a ello, fue la persona que la acompañó a recoger su título a la Universidad Rey Juan Carlos. Atribuyó este hecho a que ella había trabajado para la universidad y a que el campus tiene un diseño complejo.

La fiscal Pilar Santos Echevarría preguntó y repreguntó varias veces sobre el motivo de que ella fuera la elegida para acompañar la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid y, finalmente, Feito admitió que alguien del gabinete de la presidenta la llamó para hacerle el encargo.

ÁLVAREZ CONDE

La declaración de Feito ha sido larga y confusa. En todo momento responsabilizó de lo que hubiera sucedido a Álvarez Conde, del que dijo que en una ocasión perdió la tesis de una amiga suya. Pese a que en todo momento se desvinculó de cualquier interés personal en el caso, reconoció que llamó a la funcionaria suspendida durante un año por cambiar la nota del máster de la presidenta, Amalia Calonge, y la jefa de gabinete, Marisa González, para interesarse por lo sucedido.

Su interés llegó hasta el punto de llamar al catedrático Álvarez Conde para preguntarle por el asunto, una vez fue publicado por `elDiario.es´, y él le aseguró que “todo estaba bien”. Negó, sin embargo, haber amenazado a Rosado y haber dicho, como declaró la profesora, que Cifuentes los iba a matar.

La Fiscalía acusa a Cifuentes de inducir la falsificación de la documentación acreditativa del máster. La presidenta de la Comunidad de Madrid dimitió en abril de 2018, después de que se hiciera público un vídeo en el se explicaba ante un vigilante por el hurto de unas cremas en un supermercado y poco más de un mes después de que estallara el escándalo por el máster.

Según el ministerio público, Feito y Álvarez Conde se pusieron de acuerdo y, "a sabiendas de que Cristina Cifuentes no había superado todas las asignaturas, no había hecho el trabajo fin de máster (TFM) y no había procedido a su defensa", tomaron la decisión de elaborar un acta que diera "apariencia de verosimilitud" a la versión que sostenía la dirigente del PP.

(SERVIMEDIA)

Albacete al dia

Albacete al día

Te puede interesar

Boletín de noticias

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves

 Suscripción económica albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar