Alfonso Guerra criticó este lunes al Ejecutivo de coalición que lidera el socialista Pedro Sánchez

Política 16 de noviembre de 2020 Por Albacete al dia
Guerra, en una entrevista en TVE recogida por Servimedia, arremetió contra la coalición al señalar que se trata de un “gobierno que no es natural, una alianza que no es natural”.
multimedia.normal.ab9fdfe4a7482072.6775657272615f6e6f726d616c2e6a706567

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

El exvicepresidente del Gobierno y exdirigente del PSOE Alfonso Guerra criticó este lunes al Ejecutivo de coalición que lidera el socialista Pedro Sánchez. “La coalición era buena para lograr la moción, pero no se vio que no era solvente para gobernar”, aseveró.
Guerra, en una entrevista en TVE recogida por Servimedia, arremetió contra la coalición al señalar que se trata de un “gobierno que no es natural, una alianza que no es natural”.

Fue más allá y criticó al líder de su partido, al indicar que “el propio presidente dijo aquello de que no iba dormir -con Pablo Iglesias como vicepresidente-, y ahora duerme con él”. También calificó a Unidas Podemos como una formación “reaccionaria”.

Además, dijo,”habló mil veces de que con Bildu no llegará a nada, y lo hace”, en referencia al apoyo de la formación que lidera Arnaldo Otegi a los Presupuestos Generales del Estado.

“Veremos a ver si esto se puede soportar”, apuntó Guerra, porque “cuando una sociedad acepta lo absurdo sin reaccionar es un sociedad en decadencia”, reflexionó.

En este sentido, enumeró que se han “visto cosas que son absurdas” como el tratamiento del castellano en Cataluña con la nueva ley de educación o las criticas desde el propio Ejecutivo a la Monarquía.

“Absurda (la situación) de que el español se va a tratar como una lengua extranjera en España”, apuntó. Y “absurdo que se acepta, que dos miembros del Gobierno hayan acusado de maniobras graves al jefe del Estado y no han sido cesados, no deberían haber durado ni cinco minutos”. “Que los miembros de un Gobierno puedan acusar al jefe del Estado no tiene sentido”, remachó.

En un repaso sobre la situación política, Guerra dejó claro que está en las “antípodas” del Partido Popular, pero que si tiene que elegir entre PP o Bildu donde está más lejos, tiene “clarísimo” que de la formación abertzale.

CON BILDU NO

En este sentido, afirmó que “hay muchos socialistas que tienen un nudo en la garganta, un grito que no sale por sentido de la responsabilidad, pero que están deseando gritarlo: con Bildu no, tal cual decía el presidente del Gobierno”.

Para Guerra, la política de dispersión de los presos de ETA tuvo un objetivo en la lucha contra la banda terrorista y no ve una “locura” que el Ejecutivo haga esos “desplazamientos” pero sí que sea un “intercambio” por “votos”.

Respecto a la formación que lidera Pablo Casado consideró que están “adoleciendo de bisoñez” y “no encajan bien las cosas”, debido a que emplean “términos tan gruesos que luego se queda sin operativo” en sus críticas al Gobierno.

En el Partido Socialista, señaló, “la autoridad siempre ha sido muy importante, el autoritarismo no”, compartió Guerra para después criticar que “ahora” se “respetan menos que en el pasado” los órganos federales, como el Comité Federal, y que hay una “sobreautoridad” de la dirección que encabeza Pedro Sánchez.

REY

Respecto a las informaciones sobre la situación patrimonial y financiera del rey emérito, Guerra apuntó que aun están por demostrarse jurídicamente, pero eso “no puede servir para anular el papel político del Rey en la transición”.

Aunque admitió que “no pinta bien porque cuando el río suena, alguna piedra llevará” y si es cierto, será “complicado”. No obstante, considero un “error” que Juan Carlos I dejara España. “El Rey no debió irse, fue un error”.

CASTELLANO EN CATALUÑA

Guerra ve tintes autoritarios en las decisiones como la de la eliminación del castellano como lengua vehicular en la enseñanza y denunció el silencio de escritores y de la propia Real Academia de la Lengua Española. A su juicio, con ese gesto en la nueva ley de Educación -de la que destacó que el original de Isabel Celaá lo fijaba- “le quitan a las familias la capacidad de ir a los tribunales” para exigir la enseñanza en castellano.

En este capítulo ahondó en una diferencia en la sociedad donde aseguró que “desde la estructura política, el castellano no existe” porque, según un estudio que citó, el 68% de la sociedad catalán habla en castellano frente a un 7% de los parlamentarios catalanes.

Albacete al dia

Albacete al día

Te puede interesar

Boletín de noticias

 Ayudar a GLOBATIUM 

Apoya nuestro proyecto editorial GLOBATIUM empresa editora de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar