Álvarez de Toledo no está de acuerdo con su destitución y carga contra Pablo Casado.

España 18 de agosto de 2020 Por Albacete al dia
"Un partido político no es una secta", le dijo Álvarez de Toledo a Casado.

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

p>p>p>>p>p>

Pablo Casado comenzó a dar un nuevo giro al Partido Popular con la destitución de Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz del partido en el Congreso de los Diputados. Quien fue un fichaje personal de Casado para las elecciones generales de 2019, ha tenido una salida abrupta un año después, enfrentada a la dirección del PP y a muchos de sus líderes regionales.

Por supuesto, Álvarez de Toledo no iba a asumir la destitución y quedarse callada. Preparó una comparecencia en la que manifestó su discrepancia con su cese y lanzó duras acusaciones contra el partido y contra su líder.

La ex portavoz señala que el motivo de su cese es que su discurso socavaba la «autoridad» del líder nacional. «El señor Casado considera que mi concepción de la libertad es incompatible con su autoridad. Es una visión de su autoridad que no comparto», ha expresado tras «lamentar» la decisión y considerarla «perjudicial para el grupo parlamentario, para el PP y para una España fuerte, adulta, moderna y de ciudadanos libres e iguales».

Álvarez de Toledo ha subrayado que las causas de su cese le «parecen desdichadas». «No las comparto, no estoy de acuerdo», ha abundado y ha cargado contra la «homogeneidad» que impone el PP, a su juicio, con su salida. «Harán una formación más homogénea pero no más fuerte. Esa homogeneidad lo hace más pobre […] Un partido político no es una secta».

Ha recomendado a Casado que tenga cerca a «personas con criterio propio» y se ha desmarcado de las «etiquetas» de «radical» con una alusión muy clara a los llamados perfiles moderados que cuentan con el apoyo de Vox para gobernar. «Seguramente se interpretará mi salida como una apuesta por la moderación frente a la radicalidad […] Curiosamente paso por ser el adalid de Vox cuando pocas personas han escrito palabras más duras. Personas que gobiernan gracias al apoyo de Vox pasan por moderados en esos mismos medios», ha referido tras admitir que ha podido decir «cosas heterodoxas o sorprendentes pero jamás en detrimento de la autoridad del señor Casado ni de los intereses del centro derecha español».

Entre los detonantes para su destitución, Álvarez de Toledo ha mencionado que el partido no estaba dispuesto a sufragar los costes del recurso ante el Tribunal Constitucional que la exportavoz pretendía llevar adelante para que el diario de sesiones recogiera sus ataques al padre de Pablo Iglesias, al que llamó «hijo de un terrorista». «Le parece que no tengo necesidad de plantear ese recurso y no estaba dispuesto a sufragarlo», ha explicado.

La segunda es que el PP no está dispuesto a asumir «la batalla cultural» que sí defiende Álvarez de Toledo contra «el feminismo radical o la memoria histórica». «Casado me dejó claro que no le interesa la batalla cultural, que no le parece un asunto político relevante en estos momentos», ha afirmado para prometer que seguirá «dando esa batalla». Para la exnúmero uno del Congreso, en España «están en juego los valores de la Ilustración y de las sociedades avanzadas». «

Cuando la moral y la conveniencia coinciden, qué mejor oportunidad que abrazar esa causa. El PP necesita ensanchar esas bases y el camino de la batalla cultural puede atraer a personas progresistas», ha insistido.

«Queremos que Sánchez rompa con Podemos. Si rompiera y volviera a la centralidad, eso tendría riesgo para la oposición. El partido minoritario asume un riesgo, pero es un sacrificio patriótico», ha señalado Álvarez de Toledo, que se ha referido a Unidas Podemos como los que «se quedaron al margen de la Constitución» y quieren «colocar el sistema constitucional a los pies de los caballos».

También ha tenido palabras para el secretario general del partido, Teodoro García-Egea, con quien mantenía una relación inexistente. «Desde el minuto uno el secretario general del partido intentó restringir al mínimo la autonomía de la dirección del grupo parlamentario».

Fuente obtenida de contrainformacion

Albacete al dia

Albacete al día

Te puede interesar

Boletín de noticias

 Ayudar a GLOBATIUM 

Apoya nuestro proyecto editorial GLOBATIUM empresa editora de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar