La epidemia que deja en jaque a la Unión Europa

Análisis 27 de abril de 2020 Por Juan José Candanedo

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Un fantasma, en el sentido estricto de la palabra, es un objeto o persona producto de nuestra imaginación con carácter familiar que reaparece de nuevo al pasar un espacio de tiempo en nuestras vidas. Karl Marx y Friedrich Engels, ya habían mencionado en el Manifiesto Comunista que “Un fantasma estaba recorriendo Europa” cuando hicieron referencia al comunismo. Pero actualmente se debería mencionar a una compañía de fantasmas, ya que algunos han vuelto a reaparecer, como populismos de extrema derecha o izquierda y partidos de dogma fascista.

La Troika se refiere etimológicamente a la palabra rusa que designa a un carruaje tirado por tres caballos o de cualquier tarea que se debe realizar a tres entre personas. También procede del triunvirato de Roma al referirse a tres personajes o entidades del similar nivel y poder que se unían en un solo esfuerzo para dirigir una entidad o llevar a término en una misión. Por lo que es muy similar a la tercera definición que recoge la RAE, que es la de “(…) equipo dirigente o con labores de representación integrado por tres miembros”. La Troika, haciendo referencia económica, se hace mención a tres organismos internacionales: Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La crisis sanitaria a causa del coronavirus ha desencadenado la parálisis de todos los sectores económicos de la sociedad donde los estados han tenido que tomar medidas de carácter extraordinario para que su población y sus modelos económicos soporten la pandemia. Estas medidas han puesto en “jaque” a todos los sectores económicos mundiales, y hemos observado, una vez más, lo frágil que son los mercados haciéndonos recaer en una crisis económica nunca vista desde la gran recesión de 1929. Aunque no todas son malas las noticias, ya que estamos observando una resistencia social, mayoritariamente, de colaboración y cooperación dentro de los diferentes actores que conforman la sociedad por lo que se debe tener consciencia de que el virus no entiende ni de fronteras, ni de géneros, ni de razas, ni de etnias.

¿Qué está ocurriendo en la Unión Europea?

Los orígenes de la Unión Europea fueron, primordialmente, por intereses económicos para poder recuperarse de aquella Europa destruida por la II Guerra Mundial. Su primer acuerdo internacional, donde simplemente entraron 12 estados, fue la CECA (Comunidad Europea del Carbón y el Acero). La configuración de la CECA fue un 3 de julio de 1952, que es como se denominaba antes de llamarse Comunidad Económica Europea y en última instancia Unión Europea. El objetivo de la CECA era establecer un mercado común del carbón y del acero donde se establecieron los principios rectores que aún prevalecen en la actual Unión Europea, como: suprimir aranceles, subvenciones nacionales o medidas discriminatorias, para asegurar la competitividad en este sector u obtener precios más baratos entre ellos.

En esta primera aproximación para conocer los orígenes primigenios de la Unión Europea y durante el paso del tiempo la situación de los países ha evolucionado gracias a la integración de muchos más estados (27 actualmente), y políticas que han favorecido a tener una bonanza económica sin precedentes en Europa. La pregunta a plantearse es, ¿esta primera noción de colaboración y cooperación por objetivos en común aún se mantiene? Si no fuera así, ¿por qué? ¿De que carece ese germen básico para que países como Holanda y Alemania no acepten la colaboración de los “Coronabonos”? La noción de colaboración y cooperación actual se mantiene e incluso se amplió como he mencionado anteriormente. Por lo que han favorecido en mayor o menor medida a los estados miembros, sobre todo a los países con menor capacidad competitiva económica como España o Grecia, pero este respaldo económico también ha proliferado los países con mayor capacidad económica como Alemania o Francia.

Los países más perjudicados en la Unión Europea por la crisis sanitaria del Covid-19 son Italia y España con unos niveles de mortalidad que ya superan los 20.000 casos. Pero con un porcentaje del doble de recuperados según datos del ministerio de interior de España. Después de esta crisis sanitaria vendrá una crisis económica de desolará a las economías mundiales. Los Estados, como EE.UU. que aprobó de urgencia a través del senado y ejecutando por la reserva federal realizó una inyección de 2.2 billones, nunca vista en la historia. España e Italia también aplicaron planes de medida de contingencia en la primera quincena de la cuarentena de más de; 14.000 millones para España y más de 25.000 millones para Italia, de sus presupuestos de contingencias, aunque insuficientes. La Unión Europea no puede tomar medidas tan velozmente como EEUU, ya que no tiene un ejecutivo permanente, lo más parecido que tiene es el parlamento europeo, pero no tiene potestad suficiente para tomar una decisión así. Por lo que se lleva a la Comisión Europea (CE) donde todos los jefes de estado o ministros de interior toman una decisión.

Por lo que, a 23 de abril, después del fracaso de la última reunión por la aplicación de los “Coronabonos” (medidas para todos los estados que producían deuda a todos los estados de la zona euro), se han reunido para evaluar un llamado “Fondo de Recuperación”, en principio de 540 millones de euros, en créditos de tipo fijo para los estados que lo quieran solicitar. Aunque Pedro Sánchez pretende que sean por transferencia para el control de la deuda, pero no es suficiente para apaliar los gastos de esta pandemia, por lo que solicita 1 billón de euros. Al menos Alemania, no se conoce el comunicado de Holanda aún, pero en este caso ha estado a favor de que se deba colaborar para quien quiera solicitar este “Fondo de Recuperación” a través de Banco Central Europeo (BCE), pero no olvidemos de que los créditos se devuelven y los países del sur no les favorece para poder competir con el resto de las economías. Por último, el único que no se ha proclamado aún es el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero sabemos que EEUU aportó 1 billón de euros a principios de año, y a la vez conocemos que en los últimos 15 días ha vetado la ayuda a Irán para combatir el Covid-19.  Por lo que el fantasma de la troika vuelve al juego después de un descanso desde la última crisis, creando una nueva percepción donde los países más solventes vuelven a tirar por los más endeudados, o si queremos simplificarlo y dicotomizarlo más como: norte vs sur de Europa o acreedores vs deudores. ¿Crees que los factores económicos son lo más relevante o lo humano debe priorizar por encima de todo?

Te puede interesar

Boletín de noticias

 Ayudar a GLOBATIUM 

Apoya nuestro proyecto editorial GLOBATIUM empresa editora de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar