Albacete al día Albacete al día

LA IZQUIERDA “REAL” Y LA TRANSICIÓN

Opinión 10/05/2022 Pedro Gutiérrez Álvarez

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.

En un documental sobre la historia del PSOE, contada como sí se hubiera tratado de una familia natural que va de padres a hijos sean sin interrupciones y recomposiciones. Sin precisar los grandes giros políticos existentes, Felipe González tratando al PCE como "la otra dictadura", dicho de otra manera: que los comunistas que se habían ganado la primacía absoluta en la clandestinidad, no representaban la lucha por las libertades. No dice nada sobre que el PSOE estuvo casi ausente, con una implantación universitaria y menor que cualquier colectivo de la izquierda radical. Aunque también es cierto que en aquel entonces se situaban en el área de la izquierda socialista europea. Desde 1975 utilizó un discurso de izquierda para ganar una base social que pudo entender que la socialdemocracia podría lograr las mejoras pregonadas mejor que los comunistas.

Es cierto que la democracia interna en el PCE-PSUC era de bajo nivel, por decirlo de una manera suave: ahí Stalin no había muerto del todo. También es verdad que el PCE llevó la política de "reconciliación nacional" hasta el extremo de que Gallardón pudo citar impunemente una frase de Marcelino Camacho en el sentido de que había que empezar de nuevo, olvidando capítulos como el de las fosas que no se podían olvidar. En los Ayuntamientos, la principal preocupación del PCE fue no crear problemas con la derecha sobre este aspecto...Por otra parte sobre Carrillo habría algo que añadir: a su pasado estalinista contra el POUM. También está sus “arreglos” con el "maquis" insumiso.

Al final de cuentas: todo lo que se había dicho de la ruptura, de la democracia avanzada era falso. Algunos como José Sacristán insisten que no había otra salida. Pero, ¿no se podía hacer como en las huelgas, que muchas veces hay que saber dar un paso atrás? La línea de retroceso fue como la maleta de Charlot: éste corta con unas tijeras todo lo que le salía por los bordes. Luego, más o menos a partir de 1979 el PSOE se convirtió en una trituradora de reconversión del antifranquismo. Esto incluso fue teorizado desde el bipartidismo, lo decía desde el PSOE: vosotros habéis domesticados a los "radicales" nosotros a los franquistas. El método era conocido. El cargo se atribuía un "saber hacer cosas efectivas" en oposición al resistencialista que seguía cazando moscas.

El PCE-PSUC se dedicaron con el mayor empeño a evitar cualquier desbordamiento, luego fue el PSOE el que arrebató les arrebató la hegemonía ganando las elecciones, pero sobre todo el premio de una carrera institucional. Se llegó a decir que sí no se firmaban los pactos de la Moncloa habría un golpe de Estado. Luego el número de cuadros que “se colocaron” fue enorme, el PSOE creció absorbiendo izquierdistas domesticados que hicieron carrera.

Durante el tiempo en  ue vivió en Vilanova i la Geltrú, el legendario Miguel Núñez me contaba como Alfonso Guerra iba ofreciendo puestos a los diputados del PCE, y como algunos acabaron en ministerios o besando los pies de Felipe como Rosa Aguilar que sucedió a Julio Anguita en la alcaldía de Córdoba.

La base obrera estaba preparada para luchar por sus ideas básicas, pero no lo estaba para asimilar que la dirección “del Partido” lo firmaría todo, absolutamente todo. Cosas por la cual te habrían tratado de calumniador de haberlas anunciado anteriormente. La mayoría se fueron a su casa, y algunos necesitaron un tratamiento, y la parte que continuó se dividió entre los cargos y los que nunca dejaron de luchar, por lo general desde el anonimato

  Si quieres publicar artículos, envía el material junto con tus datos a [email protected]. ¡Participa!  

Te puede interesar

El tiempo - Tutiempo.net

Lo más visto

Boletín de noticias

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves

 Suscripción económica albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión