Albacete al día Albacete al día

¿Qué es la Fibromialgia y qué les pasa a las personas que la padecen?

Sociedad - Salud 19/01/2022 Redacción

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.

La Fibromialgia (FM) es una afección crónica en la que el dolor persiste, generalmente sin cambios, a lo largo de muchos años y que además produce un gran impacto sobre la calidad de vida, capacidad funcional, estado emocional y relaciones personales.

Los datos más recientes sugieren que en  pacientes con FM existe una alteración de los mecanismos de procesamiento del dolor, probablemente debida a un desequilibrio en ciertas sustancias del sistema nervioso central.

Es una enfermedad crónica. No degenerativa, de origen desconocido y que afecta principalmente a las partes blandas, es decir, músculos ligamentos y tendones.

En 1.992 la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) calificó la Fibromialgia como enfermedad reumatológica. De forma resumida, se acepta que una persona sufre fibromialgia si se dan de forma simultánea: Dolor crónico generalizado durante un periodo superior a 3 meses. Dolor moderado o intenso al menos en 11 “puntos gatillo” (tender points), de los 18 seleccionados y homologados en el cuerpo humano. Fatiga. Insomnio.

La severidad de los síntomas varía de una persona a otra en función del grado de afectación que se tenga. Además de los mencionados anteriormente, también pueden darse: Anquilosamiento, Disfunciones Articulares, Problemas Genitourinarios, Puntos Miosfasciales Hipersensibles, Malestar Abdominal, Dolores Musculares y del tejido blando, Desequilibrio, “Síndrome de piernas inquietas”, Síntomas alérgicos, Problemas en la piel, Polialgias, Trastornos del Sueño, Trastornos cognoscitivos y de la orientación, Cefaleas, Acúfenos, Depresión, Ansiedad, Fatiga Crónica.

La severidad de los síntomas varía de una persona a otra en función del grado de afectación que se tenga. Además de los mencionados anteriormente, también pueden darse: Anquilosamiento, Disfunciones Articulares, Problemas Genitourinarios, Puntos Miosfasciales Hipersensibles, Malestar Abdominal, Dolores Musculares y del tejido blando, Desequilibrio, “Síndrome de piernas inquietas”, Síntomas alérgicos, Problemas en la piel, Polialgias, Trastornos del Sueño, Trastornos cognoscitivos y de la orientación, Cefaleas, Acúfenos, Depresión, Ansiedad, Fatiga Crónica.

  • Dolor muscular: también conocido como mialgia, que aparece de forma crónica y puede prolongarse durante más de tres meses. Este dolor es difuso, inespecífico y afecta a muchas partes distintas del cuerpo. El dolor en la fibromialgia tiene algunas peculiaridades como alodinia (dolor por estímulos no dolorosos), hiperalgesia (dolor mayor de lo normal en relación al estímulo doloroso) y persistencia (está presente durante más tiempo de lo normal).
  • Fatiga y cansancio: Estos dos síntomas aparecen al realizar poco esfuerzo, o ninguno, y no siempre desaparecen al descasar.
  • Rigidez: Aunque la rigidez puede aparecer como un síntoma de otras enfermedades reumáticas, al igual que la fatiga y el cansancio, tiene una serie de peculiaridades que la diferencia de otras patologías como la artritis reumatoide, la artrosis o el lupus. En estos casos los pacientes pueden presentar entumecimiento, calambres en las piernas, sensación de hinchazón, agarrotamiento, contracturas musculares, movimientos involuntarios, temblor y sensación de bloqueo.
  • Trastornos del sueño: Las personas que tienen fibromialgia pueden manifestar problemas para conciliar el sueño, así como despertarse repetidamente durante la noche o que el sueño no sea reparador.
  • Deterioro cognitivo: Esta enfermedad puede dificultar que el paciente procese la información, la memorización o que se exprese verbalmente de forma adecuada.
  • La ansiedad y la depresión suelen estar vinculados con la enfermedad. 
  • También, existen muchos síntomas relacionados con trastornos gastrointestinales, como el intestino irritable o la hernia de hiato, trastornos muscoesqueléticos, como el síndrome del túnel carpiano, metabólicos (hipotiroidismo) y autonómicos (mareos, vértigos, hipotensión, etcétera).

Qué es el Síndrome de Fatiga Crónica/ Encefalomielitis Miálgica?

El Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) es una condición clínica que causa fatiga debilitante, inexplicada y persistente. La vida del/de la que sufre SFC puede ser frustrante ya que mucha gente, incluidos los profesionales de la salud, tienen una comprensión escasa de porqué y como se produce. A lo que se añade que los tratamientos a menudo son ineficaces.

Aunque no acorta la vida, puede tener un importante impacto en la calidad de vida del/de la que lo sufre. Algunos de los síntomas más habituales y persistentes son: Febrícula, Odinofagia, Adenopatías, Debilidad muscular, Mialgias, Fatiga, Cefalea, Artralgias, Alteración del Sueño, Síntomas neuropsicológicos. Dolor de garganta. Problemas de memoria o de la capacidad concentración. Dificultad para dormir. Nódulos linfáticos sensibles (ganglios). Dolores musculares.

La fatiga persistente es el síntoma principal del Síndrome de Fatiga Crónica. Típicamente la fatiga se desarrolla de forma súbita. Después de que la enfermedad inicial mejore, el/la paciente se queda con una fatiga insoportable a la que se añaden una serie de síntomas adicionales. La actividad física hace que los síntomas empeoren. Es común que las personas que desarrollan SFC, antes de sufrirla hayan sido muy activas y hayan realizado una actividad productiva muy intensa. No acostumbran a tener una historia previa de preocuparse excesivamente por las enfermedades. Tampoco presentan muchas quejas sobre su salud como lumbagos, dolores de cabeza crónicos, etc.

La amplitud de los síntomas, su naturaleza crónica, la falta de una causa identificable puede hacer difícil el soportar estas enfermedades. Las  personas del entorno de estos enfermos pueden sospechar erróneamente, que está simulando y dudar de si de verdad tiene una enfermedad. En consecuencia los sentimientos de ira, frustración y depresión son frecuentes entre los pacientes de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica.

  Si quieres publicar artículos, envía el material junto con tus datos a [email protected]. ¡Participa!  

Te puede interesar

El tiempo - Tutiempo.net

Lo más visto

Boletín de noticias

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves

 Suscripción económica albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión