José Manuel Franco "supuesto socialista" suspende las manifestaciones femenistas, presionado por la derecha

Política 06 de marzo de 2021 Por Albacete al dia
Fuentes jurídicas consultadas por LUH consideran que lo que pretende José Manuel Franco con su prohibición del 8M es “pasarles la patata caliente a los tribunales” para que sean ellos los que decidan.

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Traducir al idioma deseado

de

El delegado del Gobierno español en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco (PSOE) –que llegó a estar imputado judicialmente por un presunto delito de prevaricación por haber permitido la manifestación feminista del 8M del pasado año 2020 en la capital–, ha cedido este año a la presión de la derecha y ha avanzado que este 8M no permitirá ninguna movilización feminista en la capital, lo que ha provocado que las feministas de la Comisión 8M hayan pedido su dimisión porque en su opinión dicha “violación de derechos” no obedece a razones sanitarias sino “políticas”. “La situación sanitaria no puede ser una excusa para eliminar una a una todas las alternativas legales ofrecidas a Delegación para poder visibilizar el 8 de marzo”, ha advertido la Comisión en un comunicado.

.

La imputación judicial de Franco por haber permitido la manifestación del 8M del pasado año se produjo después de que la Guardia Civil enviara a los juzgados un informe plagado de ‘fake news’ procedentes de recortes de prensa; tanto, que la propia Guardia Civil se vio obligada a admitir la existencia de “errores” y a corregirlo parcialmente para enviar a los juzgados un segundo informe, aunque igualmente plagado de ‘fake news’ procedentes de recortes de prensa. La imputación de Franco no se sostenía, y finalmente decayó. Además, los dos informes de la Guardia Civil y su filtración a la prensa motivaron que Moncloa cesara al coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

.

Sin embargo, un año después de aquellos hechos, la operación de acoso y derribo que la derecha política y mediática puso en marcha contra el delegado del Gobierno en Madrid parece haber surtido cierto efecto, y es que Franco ha avanzado que este 8M no permitirá ninguna movilización feminista en la capital. Franco parece no querer conflictos con ciertos líderes políticos, con ciertos medios de comunicación, con ciertos sectores policiales ni con ciertos sectores judiciales, y parece importarle menos tenerlos con el movimiento feminista, que se pregunta por qué el delegado del Gobierno que ha permitido tantas movilizaciones en pleno estado de alarma no permite ahora –exigiendo el cumplimiento de las medidas sanitarias establecidas– las del 8M. Y no encuentra otra respuesta que la que enmarca la decisión de Franco en un ataque al propio movimiento feminista, que pagaría así la presión política, mediática, policial y judicial que el delegado del Gobierno sufrió el pasado año. También existe malestar en Unidas Podemos –socio de gobierno del PSOE–, donde consideran que, en las actuales circunstancias, la prohibición de las movilizaciones feministas no es propia de un delegado del Gobierno del partido de Pedro Sánchez.

"Mirando más por su cargo que por defender el derecho de manifestación"

En cualquier caso, la Comisión 8M ha anunciado que recurrirá la prohibición de Franco, para poder salir a las plazas este 8 de marzo “bajo los permisos correspondientes y con todas las garantías sanitarias”. Fuentes jurídicas consultadas por LUH consideran que lo que pretende el delegado del Gobierno con su prohibición es precisamente “pasarles la patata caliente a los tribunales” para que sean ellos los que decidan. Si los tribunales levantan la prohibición –algo “probable”, teniendo en cuenta que lo que está en cuestión es el derecho de manifestación, un derecho fundamental reconocido en el artículo 21 de la Constitución, y que existen precedentes en este sentido–, Franco evitará presiones como las políticas, mediáticas, policiales y judiciales que sufrió el pasado año. “Está mirando más por su cargo que por defender el derecho de manifestación”, añaden las mismas fuentes.

Por su parte –y a la espera de esa respuesta de los tribunales a su recurso–, la Comisión 8M ha avanzado que sigue “organizando alternativas” para este 8 de marzo. “Necesitamos a toda la ciudadanía visibilizando el rechazo a una prohibición sin contenido sanitario, necesitamos a las mujeres de otros territorios, a las mujeres de todos los movimientos sociales, a nuestras alianzas. Vamos a usar todo lo que sí nos está permitido en el espacio público –salir a consumir, salir a producir, salir a cuidar, salir a estudiar– para teñir Madrid de morado”, ha anunciado.

Fuente: laultimahora.es

Albacete al dia

Albacete al día

Te puede interesar

Boletín de noticias

 Suscripción económica albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar