El Pazo de Meirás ya es del pueblo

Política 14 de diciembre de 2020 Por Albacete al dia
_europapress3297337fachadapazomeirasahorapropiedadfamiliafrancodiajuzgadoprimera_435b0cfc

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Traducir al idioma deseado

de

El Pazo de Meirás, uno de los mayores símbolos del Expolio franquista al Pueblo español, ha sido reintegrado al Estado, al Patrimonio Público, gracias a la larga Lucha Popular emprendida por el heroico Movimiento Memorialista y  las Asociaciones de Víctimas del Franquismo.

Hay que remontarse a 1938, en plena guerra, para fechar el inicio del Expolio. Franco había sido designado Generalísimo, jefe del Gobierno sublevado “mientras dure la Guerra” y finalmente el 1 de Octubre de 1936 jefe del Estado franquista. Ya era el “Caudillo”, término similar al alemán “Fürer” o al italiano “Duce”.  El Ejército sublevado se convirtió en palabras de Paul Preston en un “Ejército Siervo”, leal a su persona. Y su Estado “corporativo” constituyó un claro ejemplo de PARASITISMO político y social, donde el Dictador, las Oligarquías, la Falange y la Iglesia, que le habían apoyado en su meteórica ascensión se dispusieron a rapiñar los Bienes y los Recursos de todos los españoles. Franco, muerto el general Mola y José Antonio durante el conflicto, figuras que podían hacerle sombra, se sintió dueño de España, era su botín de guerra.

Las autoridades coruñesas deseosas de congraciarse con el general nacido El Ferrol adquirieron mediante métodos criminales y corruptos el Pazo de Meirás, una casa Palacio de estilo romántico dotada de torres almenadas y  edificada por la ilustre escritora Emilia Pardo Bazán como refugio literario. La idea era convertirla en residencia de verano del Jefe del Estado, y su titularidad sería pública, del nuevo Estado nacional. Sin embargo, Franco y su delirante esposa, Carmen Polo, enseguida ambicionaron la propiedad de tan ilustre mansión campestre, situada a sólo 10 km de A Coruna. Así simularon en 1941 un contrato fraudulento de adquisición. Contrato fraudulento como ha acreditado la Sentencia judicial emitida el pasado 2 de septiembre de 2020. Como buena Dictadura de Clase hicieron caer en los trabajadores y recursos públicos los gastos de compra y reforma del Pazo. Robaron parcelas adyacentes para engrandecer su extensión y comunicar el inmueble mediante expropiaciones forzosas a los vecinos de Sada. Y todo se hizo en un contexto de Hambre y escasez generalizada para la gran mayoría de la población. En un contexto de Terror por el terrible Genocidio que se había desatado contra los Demócratas Republicanos, que incluía el robo sistemático de sus Bienes, que nunca han sido devueltos.

Sólo seis días después de la muerte del Dictador, el 26 de noviembre de 1975, el nuevo Jefe de Estado, el rey Juan Carlos, creo un nuevo título Nobiliario, el Señorío de Meirás, a favor de la viuda del dictador, Carmen Polo. Y a la muerte de ésta en plena democracia, en 1988, el Rey se lo concedió mediante decreto a su nieto Francisco Franco Martínez Bordiú, que aún lo mantiene.

¿Cómo es posible que esta anomalía Democrática haya pervivido en España pasados 45 años de la muerte del Dictador? La explicación radica en la primera Transición, en la primera arquitectura jurídica del Régimen del 78. Su diseño corrió a cargo de políticos provenientes de la Dictadura que procuraron, para garantizarse la impunidad y la pervivencia de sus privilegios, que se reconociese de facto que el Régimen emanado del Golpe de Estado del 18 de Julio fue Legal y Legítimo. Así se pasaría de “La Ley a la Ley”, incluida la Jefatura del Estado a manos de Juan Carlos de Borbón a título de rey. Si Legal fue su Régimen, también lo fueron sus Sentencias y Consejos de Guerra, sus horrendos crímenes y su terrible y meticuloso Expolio. Por eso los herederos de Franco, pese a la pérdida de Meirás,  aún disfrutan de una increíble fortuna robada a todos los españoles.

El Estado y los Poderes económicos y mediáticos promovieron una política de Olvido e Impunidad que fue sólo combatida durante años de forma heroica por las Asociaciones Memorialistas y de Víctimas de la Dictadura. Así la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de A Coruna empezó a organizar desde noviembre de 2005 las denominadas MARCHAS A MEIRÁS, que reclamaban la devolución del Pazo al Patrimonio Público. Empezaba la BATALLA DE MEIRÁS. Poco a poco decenas de entidades vecinales, culturales y partidos políticos se fueron sumando al clamor Popular demandando justicia. En la cuarta edición, en el año 2011, la Marcha ya comenzaba con una emotiva Ofrenda Floral delante del Monumento a las Víctimas del Franquismo del Paseo Marítimo de Sada.

La Lucha Popular es la que ha  inclinado la balanza a favor de la Justicia. La que forzó al efímero gobierno progresista de Galicia a declarar el Pazo BIC en 2008 y a abrirlo a las visitas. La que empujó a la creación en 2017 de la “Xunta pro Devolución do Pazo de Meirás” con la Diputación de A Coruna. La que una vez derribado Rajoy forzó la Demanda de la Abogacía del Estado en julio de 2019 para la devolución del Pazo por Fraude en su compra, y que a la postre ha desembocado en la tan esperada sentencia judicial. Fue también la Lucha Popular la que dobló el brazo al poderoso PP de Galicia y a su presidente Feijoo, que se negaba a reclamar judicialmente su titularidad con el argumento tramposo de no pagar “dos veces por el Pazo”.

Pero la Batalla de Meirás aún no ha terminado. Ahora se debe resignificar el Palacio para contar la verdad sobre el Expolio franquista. Una rapiña que incluye esculturas del Maestro Mateo y joyas del Patrimonio Nacional y de las Colecciones reales. La BATALLA DE MEIRÁS marca el pistoletazo de salida a una larga lucha que debe desembocar en la nueva Ley de Memoria Democrática y en el fin de la Impunidad y del Expolio franquista.

Fuente:laultimahora.es

Albacete al dia

Albacete al día

Te puede interesar