Una queja, si es que tenemos derecho a quejarnos

Cartas al director 28 de marzo de 2020 Por M. José Saiz Zamora
IMG_20200328_235830

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

UNA QUEJA, SI ES QUE TENEMOS DERECHO A QUEJARNOS…


Empezaremos diciendo que no nos gusta generalizar, ni meter a todo el mundo en el mismo saco. Hay muchísimas personas responsables, trabajadoras, muy capacitadas, valientes y, sobre todo con buen corazón. Pero por desgracia, para todos nosotros y para este sistema, Hay unas cuantas que son incapaces, incompetentes, ineptos e irresponsables, pero que ostentan cargos de responsabilidad que les han sido asignados por no sabemos qué “dedo de gracia”  y nos mienten, nos manipulan, nos tratan como si no fuésemos personas, somos un número más y tratan de justificarse y responsabilizar de su mala praxis a este maldito virus que  además, dicen, es  a nivel mundial y no es cosa suya( evadiendo, de esta manera tan ruin, responsabilidad alguna)
A continuación, veamos si no es cosa suya…Nos Quejamos.
Nuestro Padre, con 65 años de edad, portador de una enfermedad crónica de las denominadas enfermedades de difícil diagnóstico, pero que gracias a profesionales como la copa de un pino como Dr. Ignacio Hermida y otros compañeros de Medicina Interna del HOSPITAL GENERAL DE ALBACETE, nuestro padre fue diagnosticado en su día y seguía su tratamiento haciendo vida normal, mi padre los veneraba porque si en algún momento tuvo alguna descompensación y se sentía mal, lo trataban y  como nuevo. Es cierto, que con este maldito virus, la situación ha cambiado, se ha desbordado todo, el miedo ha hecho que mucha gente se paralice…pero, ¿por qué? hemos llegado a esta catastrófica situación, ¿cómo?, ¿qué se ha hecho? ,¿qué no se ha hecho?, son muchas las preguntas a tanta incompetencia.
 Nuestro padre se empezó a encontrar mal hace veinte días a causa de su Sarcoidosis, pero nuestro padre se caracteriza por tener un aguante y resistencia al dolor que no os podéis imaginar, hasta que no se está muriendo no se preocupen que no quiere quejarse ni molestar a nadie, no es una persona de las que va a colapsar nada, siempre obediente. Una persona maravillosa, responsable, trabajadora y dispuesta a ayudar a todo el mundo que lo ha necesitado, pero ahora la ayuda la necesitaba él. Sin embargo  ha sido abandonado y ese abandono tiene nombres y apellidos, hay culpables, empezando, claro que los hay y tendrán que asumir y pagar por su culpa.
A mi padre nos lo quitaron, nos lo arrebataron, se lo llevaron solo, solo, solo…el martes 24 de Marzo como si llegasen del espacio vinieron a por él y se fue solo con los ojos llenos de terror porque en estos tiempos cualquier dolencia será Covid-19. No voy a detallar aquí toda la sucesión de hechos hasta llegar hasta tal situación, de eso ya nos encargaremos para que los negligentes paguen su irresponsabilidad. El caso es que nuestro padre sin quejarse, sin decir nada sintió y, en sus ojos se veía, el miedo, el frío y la tristeza de la soledad. Se lo llevaban a una guerra y en el fondo de su corazón, algo le hacía sentir que no volvería a vernos, ni nosotros a él…y esa última imagen … la palabra Terror no es suficiente para poder describirla..
En esos días el Hospital de Albacete parece ser una batalla campal, la angustia de no saber, a dónde lo habrán llevado, con quién se podrá hablar, cuando nos dirán algo.. IMPOTENCIA…evidentemente siempre hay personas dispuestas a ayudar y nos pusimos a buscar a quién podríamos conocer para tratar de saber, para tratar de hacerle sentir a mi padre que allí no estaba solo, tener información…no es justo…¿PROTOCÓLO? ( A los animales de compañía se les ha tratado mejor). Desde aquí, su mujer, hijas y nietos sin poder abrazarnos, sin poder vernos, nuestra madre sola, angustiada de no estar con su José, ella que siempre ha estado a su lado, cuidándole, queriéndole…NO HAY DERECHO. No hay información solo mentiras y manipulación de datos porque al fin y al cabo solo somos números. Finalmente encontramos la luz, nuestro ángel, nuestra enfermera Marga de mi pueblo Quintanar del Rey, en turno de urgencias gracias a ella supimos de mi padre algo más, GRACIAS MARGA de 💓 y cuando por fin subieron a planta a mi padre después de estar dos días tirado en una camilla (ah, y gracias) en la sala de urgencias, lo suben a planta, a la primera, a la hab 103 sin aislar (protocolo), pudimos hablar con él a través de su móvil, él era un hombre que no se manejaba con las nuevas tecnologías pero atendía nuestras llamadas, apenas le salía la voz pero nos preguntaba pos sus nietos, no se quejaba….NO se quejaba y de no quejarse allí muerto se quedó, no nos llamaron…se enteraron que había fallecido porque su compañero de habitación veía que no atendía a las llamadas que desde temprano, el día 26 de marzo, nosotras le hacíamos y así llamó a la enfermera para decir que su compañero no daba respuesta…Nadie nos llama para decirnos de su fallecimiento si no llamamos nosotras. Nuestro padre, ¿dónde está nuestro padre? ..El Protocolo dice que va en una bolsa al mortuorio y de allí a una caja que precintarán los de la funeraria que nos lo devuelve…nos lo devuelve?  ¿Qué nos devuelve? Una caja. No hay reconocimiento de cadáver, es el Protocolo. El protocolo del HOSPITAL GENERAL DE ALBACETE, que según su gerente lo está haciendo de puta madre, que dice que hay camas libres, que hay medios. MENTIRA es una MENTIRA. No hay efectivos (más de 500 bajas de sanitarios en esos días), unos pocos haciendo todo lo que pueden, no hay equipos de protección, hay caos eso es lo que hay CAOS. Pero la respuesta de nuestros políticos es que esto les ha pillado por sorpresa, no sabían que iban a desbordarse…no sabían…PUES si no sabían a eso se le llama INEPTITUD porque hasta el más tonto, siguiendo la evolución de los datos las veía venir….
No nos dejaron pasar a ver a mi padre, nos lo sacaron en una caja precintada, NO HAY DERECHO, NO HAY DERECHO…qué protocolo es ese, cuando el pobre camillero al que tenemos que dar las gracias iba con unos simples guantes y una mascarilla como las que nosatras llevábamos, ni más ni menos, bajando un cadáver tras otro…sin protección, sin medios…Gracias J.I.al que nunca olvidaremos por su generosidad y humanidad. 
Qué mentira nos están contando…ahora todos los que mueren son Covid. Todavía estamos esperando la llamada para que nos pongan en cuarentena porque nosotras fuimos a ver a nuestro padre cuando vinieron a llevárselo, pero pueden estar tranquilos que nosotras nos hemos quedado solas y en casa y no vamos a contagiar porque nos vamos a aislar que es lo que hay que hacer, ya lo hicimos antes y cumplimos con nuestro deber pero, ahora nadie nos ha informado, nadie nos ha asistido, ¿dónde está el protocolo? ..ES UNA VERGÜENZA.


LO PEOR DE TODO, a nuestro PADRE ya no nos lo van a devolver y no hay consuelo, ya que no sólo pierdes a un padre, sino la oportunidad de consolarte, abrazarte y desahogarte con tu familia.... Que aún así somos muy disciplinados y seguimos encerrados. Que no sólo perdemos a un padre, perdemos todo, la libertad de tener un luto, de recordarlo juntos, de que a mi madre le puedan abrazar sus nietos que la quieren con locura, que también lo pasan mal y los echan tantísimo de menos….ese daño ya no se puede reparar.
Este es solo un caso, el que de manera particular a nosotras nos duele, pero habrá miles.

Fdo. M. José Saiz Zamora

Te puede interesar

Boletín de noticias

 Ayudar a GLOBATIUM 

Apoya nuestro proyecto editorial GLOBATIUM empresa editora de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar