Últimas noticias

Las mujeres Guerreras de Dios

Las guerreras de Dios luchan por la causa de Cristo, por el evangelio que se esfuerza en ganar almas para el Señor. Y la guerra en la que se encuentran es muy real.

Opinión 28/08/2023 Cristiano Libre

La verdadera lucha es espiritual.

Nuestra verdadera lucha no es contra personas, ejércitos nacionales o partidos políticos. Nuestra lucha es contra las fuerzas espirituales del mal que esclavizan nuestro mundo.

La Biblia enseña que el diablo es nuestro enemigo y quiere destruirnos. Él odia todo lo que es de Dios y hace todo lo posible para estropear su creación. Todos los pecadores que no fueron salvos por Jesús están bajo el dominio del diablo. Donde reina el pecado, reina el diablo. Y una de las metas del cristiano es participar en la destrucción de este reino de las tinieblas con la implantación del Reino de Dios.

El diablo y los demonios que lo siguen son como un ejército bien estructurado, con jerarquía y estrategia para causar estragos. Ellos promueven el mal y el pecado para que las personas permanezcan en la esclavitud sin conocer la verdad liberadora acerca de Cristo. Estas fuerzas espirituales son los enemigos contra los que luchamos.

Afortunadamente, nosotros también pertenecemos a un ejército. En la cruz, Jesús ganó la victoria total sobre el mal. Cuando una persona se convierte arrepintiéndose de sus pecados y reconociendo a Jesús como su Salvador, Dios saca a esa persona del reino de las tinieblas y la hace ciudadana del cielo. ¡El enemigo ya no tiene derecho sobre ella! Se establece un poco más del Reino de Dios.

La lucha contra el pecado

Otra parte de la batalla espiritual es la lucha contra nuestra vieja vida plagada de pecados. Cuando aceptamos a Jesús, recibimos el perdón completo y nos convertimos en hijos de Dios, pero eso no nos hace inmunes a la tentación. ¡Incluso Jesús, quien nunca pecó, fue tentado!

La tentación es un enemigo peligroso. Nos presenta el pecado como algo bueno y agradable, pero es una trampa. Cuando pecamos, abrimos una brecha en nuestra armadura espiritual y nos hacemos más vulnerables a nuevos ataques del enemigo.

¡Vencer la tentación es realmente una batalla! Requiere disciplina, estrategia, sabiduría, oración y mucha confianza en Dios. Pero con la ayuda de Dios, puedes volverte más y más fuerte en esta lucha. Y cuando sufres la derrota, Dios está de tu lado ayudándote a levantarte y a comenzar a luchar de nuevo.

Las mujeres cristianas también luchan

Así como la salvación está abierta a todos, sean hombres o mujeres, Dios también llama a todos a luchar en esta guerra. Los hombres no luchan solos. Las mujeres luchan codo a codo con ellos.

Una guerrera cristiana no necesita mucha fuerza física ni saber usar una ametralladora. Las armas con las que luchamos no son humanas. Luchamos con armas espirituales, y en Jesús tenemos el poder para vencer.

Sigue nuestras noticias

  Si quieres publicar artículos, envía el material junto con tus datos a [email protected]. ¡Participa!  

El tiempo - Tutiempo.net
Te puede interesar
Lo más visto

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves

 Suscripción económica albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.