Albacete al día Albacete al día

GUERRA EN ÉPOCA DE LAS REDES SOCIALES

Opinión 20/02/2022 Colectivo Puente Madera

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.

Se oyen tambores de guerra en la frontera europea, se cruzan amenazas veladas entre los representantes rusos, estadounidenses y europeos, pero la ciudadanía parece totalmente ajena, prefiere estar pendiente de donde está o deja de estar la sobrina de la Pantoja o de unos papeles que la Jurado se dejó en un cajón.

En las últimas semanas hemos visto cómo ha ido transformándose el lenguaje en los medios de comunicación, cómo se pasaba de hablar de un conflicto en Ucrania, a hablar abiertamente de guerra, de soldados y armamento nuclear como quién hace la lista de la compra, hemos sido testigos de las idas y venidas de representantes europeos, rusos, chinos, ucranianos, que se han reunido casi cada día. Sin embargo, la indiferencia de la sociedad se hace patente en las redes sociales, las tendencias de estos días en las grandes plataformas se centran en realities de televisión y noticias deportivas.

La gente se mantiene impasible ante la posibilidad de una guerra a las puertas de Europa, un enfrentamiento que tendría consecuencias directas en nuestro día a día, que supondría un desastre a nivel humanitario y económico sin precedentes, pero a la gente parece importarle más, qué canción nos representa en cierto concurso musical.

¿Cómo puede afrontar la amenaza de guerra una Europa que no recuerda el significado de la propia palabra? ¿Cómo pueden entender que significa GUERRA quienes no tienen siquiera recuerdo heredado de ella? Hablamos mucho de la necesidad de la memoria, del recordar para no repetir, pero parece que se nos va olvidando, los recuerdos se van perdiendo como en una rueda de desmemoria que pasa de generación en generación, degenerando los recuerdos comunes de las sociedades modernas.

Nuestros abuelos sufrieron en sus carnes las guerras, primero la española, después la segunda guerra mundial, supieron que significaba la palabra en su más horrible esplendor. Una vez pasado el horror, vivieron para recordarlo, sus hijos crecimos con ese recuerdo, mientras nos enseñaban qué significaba la palabra libertad. Tuvimos la responsabilidad de transmitirlo a nuestra propia descendencia, hijos y nietas que debían conocer para no repetir, sin embargo habían nacido en un mundo totalmente distinto, donde la palabra guerra sólo significaba videojuegos o tirarse globos de agua en verano y donde la Libertad es un derecho y no un privilegio.

Libertad, tan maltratada en los últimos tiempos, aquello que un día fue el derecho a expresar las propias ideas, el derecho de mujeres y hombres a ser iguales, independientemente de su origen, color de piel, religión o ideales, Libertad, aquella que nos trajo la democracia, por aquella por la que a lo largo de los tiempos murieron tantos hombres y mujeres y que hoy se ha convertido en el “derecho” a tomarte una cerveza en plena pandemia mundial.

¿Fracasamos? Para nada, es la rueda de la memoria-desmemoria que sigue girando, no se puede explicar el horror a quien nunca lo ha visto, igual que no se puede explicar la realidad a quien vive en la caverna.

No queremos que cunda la histeria, no se trata de eso, echamos de menos la implicación de la sociedad, todavía parece resonar en algunas calles el “No a la guerra” por la invasión de Irak, y aún recordamos cuando en 1991 la guerra del Golfo nos llevó a casi vaciar las estanterías de los supermercados ¿Por qué ahora es distinto?¿Por qué ahora parece no ir con nosotros?¿Qué ha cambiado?. Es la población, la sociedad la que ha cambiado, somos los mismos pero somos diferentes, nuestra sociedad se ha vuelto frívola y superficial, y se ha encerrado en una burbuja compuesta a base de algoritmos que permiten crear miles de mundos paralelos a la medida de nuestros gustos.

Vivimos en un mundo compuesto de diversas realidades, tantas como personas, cada una creada a nuestra imagen y semejanza dentro de las redes sociales, donde todo es belleza y perfección. En 1991, todos vivíamos la misma realidad y eso hizo que las noticias llegasen a la gente, en 2003, todavía vivíamos en la misma realidad y salimos a la calle bajo una sola voz, hoy cada quien cierra los ojos a la realidad perdiéndose en su propio mundo feliz, ¡si Huxley levantase la cabeza!.

Hoy es la guerra en Ucrania, mañana será otra amenaza, pero cada vez estaremos más lejos, más alejados, más individualizados, mucho más si el desarrollo tecnológico continúa por ese camino que ya llaman Metaverso, si las grandes multinacionales continúan ese desarrollo en el que ya han encontrado beneficios a costa de nuestra sociedad.

Mientras seguimos viviendo a través de una pantalla una realidad creada a nuestro gusto, allá afuera seguirá habiendo guerras, seguirá habiendo injusticias, seguirá saliendo el sol, pero cada vez seremos menos conscientes de ello, cada vez nos importará un poco menos, cada vez estaremos un poco más lejos.

@CPuenteMadera

  Si quieres publicar artículos, envía el material junto con tus datos a [email protected]. ¡Participa!  

Te puede interesar

El tiempo - Tutiempo.net

Lo más visto

Boletín de noticias

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves

 Suscripción económica albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión