Intervención y concentración republicana en Albacete.

Videos 26 de marzo de 2021
El pasado 25 de marzo, los republicanos fueron escuchados en el Pleno municipal del Ayuntamiento de Albacete.

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Traducir al idioma deseado

de

INTERVENCIÓN DE JUAN JOSÉ JAVEGA 

Señoras y señores concejales, me llamo Juan José Jávega y vengo aquí como portavoz del colectivo Albacete por la República.

El próximo 14 de abril se cumplirán 90 años de la proclamación de la II República. Con este motivo quiero recordar algunos párrafos de la sesión celebrada aquel día en nuestro viejo Ayuntamiento, hoy Museo Municipal: “Ayer tarde, a las siete, quedó constituido el nuevo Ayuntamiento republicano de Albacete. Abierta la sesión, el público invadió el Salón de Sesiones. Ocupó la presidencia el Alcalde saliente don José María Blanc. En los escaños se sentaron los nuevos concejales: señores Ferrús, Alfaro, Molina, Quijada Alcázar, Gómez, Piqueras, Martínez Gutiérrez, Candel, Martínez Gómez, Reverte, Castellanos, Zafrilla, Casciaro, Huerta, González, Vidal, Martínez y Merino. El señor Blanc saluda a los nuevos concejales del pueblo de Albacete, manifestando que se ha reunido la sesión en la forma obligada por las circunstancias, advirtiendo la ausencia de los demás concejales, que tendrán mucho gusto en acudir para colaborar con los demás. Saludó a los compañeros salientes y dedicó un sentido recuerdo a don Pedro Martínez Gutiérrez, con quien, pesar de la ideología, le unía una estrecha amistad. El señor Blanc hizo entrega de las insignias del cargo al concejal que mayor número de votos ha obtenido, correspondiéndole al señor Ferrús, a quien da posesión del cargo. Por último, expresa su deseo de que el primer Ayuntamiento de la República en Albacete sea beneficioso al pueblo. Don Alberto Ferrús, al recibir las insignias de manos del señor Blanc y, junto este, se dirige al pueblo, diciendo que este es un momento solemne y que se encuentra embargado por la emoción, y, como Presidente interino, se limitará despedir al Alcalde y a los concejales salientes. Opina que, ante todo y sobre todo, somos españoles y que no debe el sectarismo separarlos: <<Las elecciones han sido maravillosas. En la historia del mundo, será este un momento cumbre. Dejad rencillas, no manchad este momento con gritos que puedan molestar a los de enfrente. No se van éstos humillados. Se van por la voluntad del pueblo, que ha traído la República. Yo me congratulo de abrazar don José María Blanc como Alcalde saliente, como ciudadano, como español; quiero que este abrazo se lo transmita a todos los concejales salientes.>>”

Señoras y señores concejales, el republicanismo no se reduce a la simple sustitución de un rey por un ciudadano electo, aunque esto ya, de por sí, supondría aplicar de forma coherente la igualdad de todas las personas en el acceso a la más importante institución del Estado y exigiría abolir el privilegio feudal de heredar la más alta magistratura en una democracia. En efecto, el republicanismo es el modo de organizar la participación de todos los ciudadanos y ciudadanas. Remarco: ciudadanos y ciudadanas, no súbditos. Porque eso es el republicanismo: una cuestión de ciudadanía. 

Se trata, por tanto, de la doctrina política que exige aplicar los principios democráticos de libertad, igualdad y solidaridad ciudadanas en todas las esferas de la vida social.

He comenzado mi intervención con lo sucedido aquel 14 de abril de 1931 en el salón de plenos del Ayuntamiento, en un ambiente de concordia y buenos modales que ojalá hoy tuviéramos. Mientras, las calles de Albacete (Cava, Feria, Teodoro Camino, Tesifonte Gallego y adyacentes) se llenaron de gente entusiasmada por el triunfo de la República y se convirtieron en una fiesta. Una muchedumbre llegó a la plaza del Altozano, se dirigió al Ayuntamiento, colgó la bandera tricolor en el balcón y, a las 5 de la tarde, el pueblo PROCLAMÓ LA REPÚBLICA.  

 El principal motivo de mi presencia en este Pleno es rendir homenaje a todos los que fueron concejales y alcaldes durante la República en este Ayuntamiento, y especialmente a los dos alcaldes del periodo republicano:  Virgilio Martínez Gutiérrez, fusilado en 1939, y Eleazar Huerta Valcárcel, que, de no haberse exiliado, hubiera sufrido igual suerte que el anteriormente mencionado. El conocimiento del pasado es imprescindible para construir el futuro con un mínimo de fundamento.

Pero también quiero reivindicar la memoria de mi padre, Enrique Jávega Martínez, al que no conocí hasta después de cumplir cinco años. Su único delito fue ser concejal de este Ayuntamiento, como ustedes lo son ahora.

Finalizo mi intervención con el grito que el 14 de abril de 1931 se escuchó en las calles de Albacete y de toda España: ¡VIVA LA REPÚBLICA!.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves

 Suscripción económica albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión