LAS TRIBULACIONES DE UN CONCEJAL DE HACIENDA

Sociedad 26 de febrero de 2021 Por Albacete al dia

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Traducir al idioma deseado

de

Virgilio Velayos es concejal de Hacienda en Valdemoro. Uno de los pocos cargos públicos de Ciudadanos a los que se les permite (?) cobrar una remuneración por dedicación exclusiva como cargo público y tener al mismo tiempo una segunda actividad en la empresa privada; pero además de compatibilizar ambas ocupaciones, Velayos saca tiempo para atacar a una Asociación de Consumidores de pueblo.

A través de Twitter el edil ha tratado de deslegitimar a la Asociación de Consumidores de Valdemoro afirmando que no consta en los registros estatales ni autonómicos de asociaciones de consumidores… pero es que el ámbito de actuación de la Asociación de Consumidores de Valdemoro no es estatal ni autonómico: ACUSVAL es una asociación de carácter municipalista y está inscrita en el registro general de asociaciones de la Comunidad de Madrid y en el Registro Municipal de Asociaciones Vecinales de Valdemoro.

¿Significa eso que ACUSVAL no es una asociación de consumidores? Ni mucho menos; sus estatutos están redactados conforme a la Ley 11/1998 de Defensa de los Consumidores de la Comunidad de Madrid, su denominación oficial, aprobada por las autoridades registrales de la CAM y del propio Ayuntamiento es “Asociación de Consumidores y Usuarios de Valdemoro” y entre sus fines destaca ‘la defensa de los consumidores y usuarios’ valdemoreños.

Velayos  debe desconocer que ACUSVAL ya mantuvo una reunión con la Directora General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid en la que se trató este tema, manifestando la principal responsable de Consumo de la CAM la obsolescencia de la normativa autonómica ¡que aún está redactada en pesetas! y su disposición a cambiarla para que las asociaciones de carácter municipal tuvieran la cobertura legal correspondiente. Por supuesto la Directora General, que guarda una excelente relación con la Asociación de Consumidores de Valdemoro, no puso ningún reparo a que la asociación valdemoreña mantuviera su denominación y fines.

Pero ¿Qué le pasa al concejal? ¿Porqué ataca a una modesta asociación local?

Creemos que es fácil: ACUSVAL ha promovido una reclamación colectiva contra el cobro de unas tasas de la Escuela Municipal de Música y Danza de unos talleres que se dijeron que serían gratuitos y que en muchos casos no llegaron tan siquiera a impartirse.

La obcecación de la concejalía de Hacienda, que ha llegado a emitir recibos con recargo de esos talleres “gratuitos”, nos ha llevado a exigir responsabilidades patrimoniales y compensación por daños y perjuicios al responsable de la fechoría. Parece claro que hemos “tocado” el corazón -o lo que es lo mismo, el bolsillo- del edil. Y eso no nos lo perdona.

Pero la inquina de Velayos contra ACUSVAL no es porque se le puedan arañar unos cientos de euros de su nómina de 45.000 € anuales… ACUSVAL también ha denunciado y está promoviendo reclamaciones contra la concejalía de Hacienda por cobrar un impuesto que consideran “ilegal”: la plusvalía cuando se ha vendido en pérdidas.

Aunque parezca mentira, el Ayuntamiento de Valdemoro sigue cobrando un impuesto que ha sido declarado ilegal en múltiples sentencias… y es que Velayos parece empeñado en exprimir a sus vecinos, ahogados ya por la crisis provocada por la pandemia, y les reclama tasas por talleres ‘gratuitos’ o les cobra impuestos declarados ilegales esperando que desistan de reclamar o demandar administrativamente al Ayuntamiento. Recaudar, recaudar y recaudar, aunque no sea legal ni legítimo, parece ser la obsesión de un concejal que no esperaba encontrarse con una modesta asociación de pueblo que entorpeciera sus intenciones.

No somos sus rivales, Sr. Velayos, ni sus enemigos. Su peor enemigo es Ud. mismo. Considere que quizá no está haciendo las cosas del todo bien y en vez de atacar a la sociedad civil de su ciudad, rectifique. Porque como ya sabe Ud., cometer un error y no corregirlo es otro error, y los ciudadanos no tienen porqué pagar sus equivocaciones.

Albacete al dia

Albacete al día

Te puede interesar

Boletín de noticias

 Ayudar a albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar