Julio Anguita, un hombre de principios

Editorial 16 de mayo de 2020 Por José Angel Ruiz
Se fue un hombre honrado y honesto de izquierdas que nunca se vendió ni negocio sus principios. Amada Córdoba, ciudad de califas, se fue el último Califa. DEP JULIIO

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Hoy se fue Julio Anguita, el maestro y político que nació en 1943 en Fuengirola (Málaga).  La ciudad del Califato se queda huérfana de su último Califa, donde vivió casi toda su vida y de la que fue alcalde durante nueve años, la que llevaba en su corazón y la que amo hasta el final de sus días, su amada Córdoba,  en la que le gustaba pasear sin prisas o sentarse en un velador de la Plaza de la Corredera, el centro del mundo para los cordobeses.

Serio y coherente, así era Julio, enemigo de la política de circo y espectáculo, comunista convencido y defensor de la justicia social.

El maestro sencillo que hizo de Córdoba una ciudad más humana, más social y más habitable, donde había barrios sin alumbrado público, sin alcantarillado, sin recogida diaria de basuras y barrios obreros de chabolas inmundas.

Sin duda alguna, Julio Anguita, es hoy un referente para los jóvenes de izqjierda, un líder que no vivió de la nostalgia y de la identidad, para él los partidos tenían utilidad en la medida que servían para cambiar la vida de la gente. En 1988 sustituyó al asturiano Gerardo Iglesias al frente de la secretaría general del PCE y desde ese lugar pilotó la operación, hasta entonces, más importante por conformar un espacio político que superara el Partido Comunista y aglutinara a los sectores descontentos y castigados con un PSOE de Felipe González asolado por la corrupción y que privatizaba empresas públicas y hacía reformas laborales como cualquier otro líder europeo de derechas.

Se enfrento a Felipe Gonzalez

Se enfrento al sociademoctata de Felipe González, por los procesos de privatizaciones de los sectores estratégicos, llevados a cabo primero por Felipe González y luego por José María Aznar, y advirtió de que el Tratado de Maastricht era la entrega de la democracia española a poderes económicos y financieros incontrolables por el poder político, anticipándose a la crisis europea de deuda de 2008 y al desastre social de la austeridad y los recortes al que se opone con fuerzas el 15M, del que Anguita fue un referente ético y moral.

Ejemplo de honestidad y honradez

El hombre que se anticipó a un tiempo, para algunos poco simpático por decir las verdades de un sistema que, dos décadas después de que él lo vaticinara, se abrió en canal y mostró todas las vergüenzas que él señalaba.

Hoy Córdoba esta de luto, la hermosa ciudad mora y cristiana donde también nació el  filósofo Séneca, que domino la pasión que tan bien representó la vida política y personal de Julio Anguita y que, aunque no le valió para ganar las elecciones generales, al menos le ha valido para morir teniendo razón.

Julio el último Califa, el verdadero patriota que no le hacia falta sacar una bandera para demostrar que amaba su país, un buen maestro un brillante político en un país de cretinos



.  “Murió teniendo razón aunque nunca se la dieron”, un buen epitacio par el hombre que nunca negocio con los principios.

Julio, Descansa en Paz

Te puede interesar

Boletín de noticias

 Ayudar a GLOBATIUM 

Apoya nuestro proyecto editorial GLOBATIUM empresa editora de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar