Iglesias pide a las izquierdas que eviten "peleas" y "pullitas" para poder echar a Ayuso

Elecciones 01 de abril de 2021 Por Albacete al dia
Pablo Iglesias hace un llamamiento al sentido común entre las izquierdas para poder echar a Isabel Díaz Ayuso
M1-1829674-1
Iglesias durante el acto electoral de este sábado | Foto: Podemos

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Traducir al idioma deseado

de

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, llamó este jueves a “la gente más humilde” a revolverse el 4 de mayo, día de las elecciones autonómicas, contra esa “minoría de arrogantes” que quiere volver a imponer su poder, su “corrupción” y su estilo “de matones” en el Gobierno madrileño. Al mismo tiempo, solicitó a las izquierdas evitar las “pelas” y "pullitas” entre ellas durante la campaña, puesto que el fin es echar a la presidenta madrileña y candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso.

Lanzó esta petición en el acto de presentación de su candidatura a las elecciones de la Comunidad de Madrid, donde reconoció que la campaña será “difícil”, porque “vamos a encontrar mucha prepotencia y arrogancia” enfrente, además de “muchos desprecios”. Avisó de que hay que “estar preparados” para la “agresividad, ataques e insultos” de la derecha.

“Saben que tenemos números para ganar, que las izquierdas pueden gobernar, que cada vez está más cerca”, valoró el candidato de Unidas Podemos, convencido de que “si la mayoría social madrileña” habla el 4 de mayo se evitará que en esta comunidad la derecha vuelva a “imponer su arrogancia, su corrupción y sus estilos de matones”.

Iglesias se mostró seguro de que puede haber “un Gobierno decente” en la Comunidad de Madrid, que “cuide, cumpla la ley y la Constitución, defienda la sanidad pública, la educación pública y entienda que la vivienda es un derecho”. “Y es muy fácil”, dijo, porque “basta con que la gente más humilde”, como la de los barrios o las ciudades del sur, “no acepte que otra vez sea una minoría de arrogantes la que impongan su poder y arrogancia” en Madrid.

“Va a ser un trabajo de boca a boca”, prosiguió Iglesias, antes de enfatizar que “hay mucha gente que no quiere gritar, que está harta de la tensión y de la crispación pero que tienen clarísimo que están hartos de la corrupción y de los ultraderechistas que están amenazando nuestra democracia”. “En silencio, con tranquilidad en el boca a boca, hablad con todo el mundo”, pidió a los suyos.

El objetivo, explicitó Iglesias, es que “todo el mundo se pueda dar ese gusto de responder a los gritos, a los insultos y a las provocaciones con un gesto muy humilde y sencillo”, esto es, depositar su papeleta el 4-M. Dicho esto, aclaró que no va a pedir el voto “para ninguna candidatura”, alegando que “tenemos que sumar las tres” y, “si tenemos una actitud cooperativa, podemos ganar”.

De esta forma, remarcó que “la clave” de esta campaña y de su candidatura es “hacer que la mayoría social de Madrid hable el 4 de mayo”. “Si el 4-M la mayoría social de Madrid habla, va a haber un gobierno de izquierdas y ese es nuestro papel y ese es el elemento diferencial”, recalcó, remitiéndose en todo momento a la importancia de “sumar”.

“PULLITAS”

"No vamos a gritar, no vamos a insultar a nadie, no vamos a buscar el enfrentamiento”, aseguró el líder de Unidas Podemos, para a renglón seguido indicar que “sí vamos a ir sin hacer ruido y discretamente a dejar la papeleta para que las izquierdas gobiernen en Madrid”. “Por eso es tan importante que las izquierdas no nos soltemos pullitas”, avisó.

De esta manera, Iglesias pidió entender que “el mayor factor de desmovilización del electorado progresista” se produce cuando los votantes ven a las izquierdas “pegarse entre ellas”. “En cada entrevista que me hacen, intentan buscarme las vueltas para que diga algo contras las demás candidaturas progresistas” y “ni una palabra van a encontrar de Unidas Podemos contra las candidaturas que son necesarias para que armemos un gobierno”, se reafirmó.

Ahondó en su advertencia de que “eso es lo que han buscado siempre en el pasado” y el error en el que han incurrido demasiadas veces las izquierdas, al no entender que “lo que desmoviliza a la gente decente de la Comunidad de Madrid es ver peleas entre políticos”. “No hay que pedir el voto para una candidatura”, insistió, sino demandar a la gente de los barrios o de las ciudades del sur que ejerzan su derecho al voto para impedir que “la minoría que hace ruido” vuelva “a imponer su arrogancia” en esta tierra haciéndose de nuevo con el poder.

En palabras de Iglesias, el PP desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha pretendido “normalizar la mentira” y pretende repetir ahora que “hay cosas que son imposibles”. En su caso, se declaró “aburrido” de haber escuchado muchas veces en los últimos años que era “imposible” que Podemos llegase al Gobierno. Sacó pecho así de la labor de Unidas Podemos en el Ejecutivo de coalición y volvió a instar a la movilización de “la mayoría social” para lograr el pretendido cambio.

Es más, según el análisis de Iglesias, lo que ocurra en Madrid “va a definir el cambio de lo que pueda ocurrir en el conjunto de España”. “Nosotros eso lo tenemos claro, tan claro lo tenemos que ponemos todo” para poder gobernar en la Comunidad de Madrid. A lo largo de su alocución, Iglesias previno una y otra vez sobre “la campaña del PP y de los ultras”, basada en la “pura arrogancia” y en su idea de que Madrid es “su cortijo” cuando “no es verdad”.

LISTA DE PODEMOS

En este punto, Iglesias se extendió para presentar a su equipo, en el que la portavoz de la Ejecutiva estatal de Podemos y de Unidas Podemos, Isa Serra, es su número dos. Los independientes van en el cuarto puesto (con la activista por la vivienda Alejandra Jacinto), en el quinto escalón (con el sindicalista de CCOO Agustín Moreno), en el noveno escalafón (con Seigne Mbayé, miembro de la Asociación Sin Papeles y del Sindicato de Manteros) y en el número 25 (con el taxista Cecilio González).

Procedentes de Izquierda Unida, en puestos pactados con Unidas Podemos se ubican el número tres de la candidatura (Vanesa Lillo), el 10 (Sol Sánchez), el 15 (Fernando Jiménez) y el 24 (Carmen Olalla Domínguez). Además, la exdirectora del Instituto de la Mujer Beatriz Gimeno concurre en el octavo puesto y el exjefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad) Julio Rodríguez va como número 11.

Iglesias presumió de que su lista cuenta con su experiencia en el Gobierno de España, en el que ostentó la Vicepresidencia Segunda. “Es un honor para mí trabajar para ser presidente de la Comunidad de Madrid o trabajar desde el lugar que me toque para gobernar una comunidad que necesita ya de una vez un gobierno decente”, proclamó.

Puso en valor que le acompañe en esta candidatura Julio Rodríguez, pues “podría vivir de maravilla y tranquilísimo” y, en cambio, prefiere dar “un nuevo servicio a la patria” desde Madrid. Del teniente de alcalde de Alcorcón, Jesús Santos (número seis de la lista), destacó cómo trabaja para demostrar que “lo público es más eficaz” que las dinámicas de privatización.

Al hablar de la exdirectora del Instituto de la Mujer, Iglesias recalcó que “necesitamos un gobierno feminista”. Se enorgulleció, asimismo, de que su equipo provenga de la sociedad civil, dado que “para gobernar y cambiar las cosas hay que estar conectados con la gente que trabaja desde ámbitos cercanos pero diferentes a la política”. Como ejemplo de ello puso al taxista Cecilio González y subrayó que “las familias del taxi no pueden fallar el próximo 4 de mayo”.

Del mismo modo, se vanaglorió de la inserción en su candidatura de una abogada que “sabe mucho de hipotecas” como Alejandro Jacinto, una activista que “sabe” que por incorporarse a esta candidatura ya está “señalada por los poderosos”. “Estar en una lista que encabezo yo supone ponerse a tiro de una gentuza sin escrúpulos, pero precisamente así se cambiar las cosas”, manifestó.

Igualmente, remarcó que en esta lista “nos acompaña un español que se llama Serigne Mbayé” y que “es más español que cualquier ultraderechista que haya vivido de los chiringuitos de Esperanza Aguirre” y “más español que cualquier corrupto de los papeles de Bárcenas”. “La gente de verdad las pasa putas a veces y tiene que hacer muchas cosas para sacar a su familia adelante y Serigne es un ejemplo de eso, de quien tuvo que jugárselo todo”, defendió.

Al presentar a Agustín Moreno, enfatizó que “la libertad no nos la trajo el partido fundado por siete ministros de la dictadura” sino “sindicalistas de las CCOO cuando estar en CCOO significaba que podías ir a la cárcel”. Aquí alertó de que “no vamos a consentir que pisoteen el significado de la palabra libertad los que se han dedicado a robar a manos llenas a los madrileños” o los que reivindican “la dictadura y el franquismo”.

Igualmente, Iglesias tuvo palabras de agradecimiento a los miembros de IU que están en su lista, esas “gentes de IU y del PCE” que fueron “ejemplo” y que son un “orgullo” para él. Finalmente, Iglesias se extendió al destacar que su número dos, Isa Serra, es “el ejemplo de que hacer política con Unidas Podemos no sale gratis”, al tiempo que enjuició que ella ha sido “perseguida por defender a los más vulnerables y débiles” y es “el mayor orgullo de esta candidatura”.

(SERVIMEDIA)

Albacete al dia

Albacete al día

Te puede interesar

Boletín de noticias

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves

 Suscripción económica albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar