España y la mayoría de los Estados de la UE se abstienen al votar en la ONU una resolución contra el nazismo y el neonazismo

Internacional 23 de diciembre de 2020 Por Albacete al dia
El texto logra salir adelante con 130 votos a favor, 51 abstenciones y sólo dos votos en contra: los de Estados Unidos y Ucrania
images (2)

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Traducir al idioma deseado

de

Coincidiendo con el 75º aniversario de la victoria aliada sobre el nazismo en el II Guerra Mundial y en mitad de un clamoroso silencio mediático, España y la mayoría de los Estados de la UE (Unión Europea) y de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) se abstuvieron este jueves al votar en la Asamblea General de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) la resolución ‘Combatir la glorificación del nazismo, el neonazismo y otras prácticas que contribuyen a exacerbar las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia’. Estados Unidos y Ucrania fueron aún más allá y votaron en contra, aunque la resolución logró salir adelante con, de los 183 votos emitidos, 130 a favor, sólo dos en contra –los de Estados Unidos y Ucrania– y 51 abstenciones.

Entre otras cosas, la resolución advierte de que el neonazismo es “algo más que la mera glorificación de un movimiento ya pasado”; concretamente, “un fenómeno contemporáneo con fuertes intereses en la desigualdad racial que ha centrado sus esfuerzos en obtener un apoyo amplio para sus falsas afirmaciones de superioridad racial”. Y deja claro que “la lucha contra el discurso de odio no tiene como propósito limitar o prohibir la libertad de expresión, sino prevenir la incitación a la discriminación, la hostilidad y la violencia, que deben estar prohibidas por ley”.

A los 130 Estados que han votado a favor de la resolución les alarma “la propagación en muchas partes del mundo de diversos partidos políticos, movimientos, ideologías y grupos extremistas de carácter racista o xenófobo, incluidos los grupos neonazis y de cabezas rapadas” y “el hecho de que esta tendencia ha dado lugar a la aplicación de medidas y políticas discriminatorias a nivel local o nacional”, y observan “con preocupación” que “incluso cuando los neonazis o los extremistas no participan formalmente en el gobierno, la presencia en él de ideólogos de extrema derecha puede tener el efecto de inyectar en la gobernanza y el discurso político las mismas ideologías que hacen que el neonazismo y el extremismo sean tan peligrosos”. Además, están “seriamente” preocupados porque “los grupos neonazis y otros grupos y personas que propugnan ideologías del odio centran cada vez más sus miras en personas vulnerables, principalmente niños y jóvenes, mediante sitios web diseñados específicamente para adoctrinarlos y reclutarlos”.

“Muy importante”.

Rusia ha destacado que en los últimos años se ha registrado un rápido aumento del número de ataques y actos de violencia contra personas de otra raza, nacionalidad, lengua o religión y que la resolución aprobada por la Asamblea General de la ONU es “muy importante”, pues insta a los Estados miembros a ‎adoptar una serie de medidas para contrarrestar el fenómeno tomando medidas concretas, también en los ámbitos legislativo y educativo, para eliminar todo tipo de discriminación racial y evitar así cualquier intento de revisión del resultado de la II Guerra Mundial. Sin embargo, Estados Unidos –que venía apoyando resoluciones similares sometidas a votación anualmente en la ONU– ha acusado a la resolución de intentar legitimar las “narrativas de desinformación rusas que difaman a las naciones vecinas bajo el disfraz cínico de detener la glorificación nazi” y Ucrania ha asegurado que sus impulsores “manipulan los hechos históricos”.

Autores como Manlio Dinucci, de la Red Voltaire, han asegurado que ni los votos en contra de Estados Unidos y Ucrania ni las abstenciones de la mayoría de los Estados de la UE y de la OTAN son muy sorprendentes, pues desde el final de la II Guerra Mundial la CIA primero y ‎la OTAN después vienen reclutando y ‘reciclando’ numerosos criminales nazis y que últimamente el reclutamiento y la utilización de neonazis por parte de la OTAN se ha intensificado, con fines estratégicos, en los Estados bálticos y en Ucrania.

Fuente: laultimahora.es

Albacete al dia

Albacete al día

Te puede interesar

Boletín de noticias

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los lunes y jueves

 Suscripción económica albacetealdia 

Apoya nuestro proyecto editorial de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar