“Lolo de Linares el primer periodista beato”.

Opinión 15 de julio de 2020 Por Jesús Millan Muñioz

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

p>>p>p>

Faltan unos días para el centenario de Manuel Lozano Garrido, 09 de agosto de 1920, 1971 en Linares, Jaén. Hasta dónde sabemos el primer beato periodista que pasó una gran parte de su existencia en una silla de ruedas.
Ninguna figura o ser humano se puede sintetizar en mil palabras, pero diríamos, que la servidumbre y la grandeza del artículo periodístico es éste. Diríamos que esta figura, será un patrono de los periodistas y de los articulistas de periódicos, se indica que publicó nueve libros, y que escribió cientos de artísticos para la prensa. Hecho de menos, que en la “Positio”, es decir, todo el estudio y análisis para el proceso de beatificación de su vida y de sus escritos, es decir para ir pasando por los pasos sucesivos de venerable, beato, santo.
En todo ese proceso podrían haber contado cuántos artículos ha escrito y publicado, ya que una de las condiciones para la beatificación es el estudio y análisis de todos sus escritos, además de examinar su vida y existencia, sus virtudes en grado máximo, aprobación médica y canónica de un milagro para beato y otro para santo.
Se ha sintetizado su figura en dos características esenciales y vivenciales y existenciales de su vivir-existir, el sufrimiento que pasó al quedar paralítico, incluso ciego, sin poder mover las manos en muchos años, y, esa necesidad de ser escritor y periodista de artículos, que era diríamos la imagen de su vivencia más profunda, que era la de sentirse cristiano.
El fuego interior y profundo que explica su ser, sería el Nazareno, para él, Dios e Hijos de Dios, Segunda Persona de la Trinidad, Gracia Increada, unigénito del Padre. En esa creencia-fe se puede sintetizar todo su existir, y después, vienen y devienen las consecuencias diversas en las situaciones-vivencias-circunstancias de su vivir-existir-ser-estar.
En un mundo en el que estamos que siempre ha sido complejo, quizás, aunque muchos no lo acepten, jamás ha existido un mundo como el actual, al menos en Occidente, sin negar las tragedias y sufrimientos, las cruces, que cada uno lleva. Pero comparada con la vida normal de una persona de hace cien o quinientos años, ahora el ser humano normal está en el paraíso, si lo comparamos con esas épocas, que no son tanta distancia en el tiempo.
Se han fijado ustedes, que no podemos negar lo negro y el sufrimiento, pero la vida, observen, tiene más colores, más cantidad de colores que objetos de color negro. Es decir si observan la realidad, casi todo tiene color y blanco, y muy poco solo es negro.
Pero no podemos negar, en estos tiempos de incertidumbre y de vulnerabilidad colectiva y social e individual, en tiempos de esta crisis biológica, que tantas cruces, unos más que otros, unos más grandes que otras, no podemos obviar, que este ser humano, Lolo de Linares, consideremos beato o no creamos en esas taxonomías, sufrió una enormidad, quizás más que la mayoría de nosotros. Porque estar treinta y dos años en una silla de ruedas, después de veinte años de caminar normal, debe ser un elemento grave, estar los últimos nueve años ciego, teniendo en cuenta, la situación del país de su época, en una postguerra, teniendo en cuenta el estado de la medicina de su tiempo, etc.
Pero este ser humano, fue capaz, con la fe enorme que tenía en el Nazareno, de sobrellevar lo mejor posible esta cruz, fijándose en el Crucificado llevar la suya, y además, ser un ejemplo de paciencia y de soportar las penalidades, un ejemplo, para los demás, así de ese modo, quizás nos sea más fácil soportar cada uno, no ya una cruz, sino las tres o cuatro que cada ser humano lleva dentro de sí y fuera de sí. Unas más grandes que otras, unas sabidas por los demás, otras, quizás están en nuestro corazón más profundo…
Cierto es que, no amamos el sufrimiento por el sufrimiento, uno, si tiene una enfermedad tiene que intentarse curar de ella, pero si incluso lo lleva con paciencia y sosiego, dentro de la medida ayudándose del saber ortodoxo del momento, en este caso de la medicina, pero en otros casos, con el trabajo duro y consciente, para salir de situaciones económicas difíciles, o soportando con ayuda psicológica, la multitud de males emocionales que el ser humano tiene… Pues, ayudándose del cielo y de la tierra, del saber de Dios y del saber ortodoxo de los humanos,  pues podemos ir sobrellevando y soportando y curándonos en la medida de lo posible, todos los males o al menos, vivirlos con más decoro y más alegría y que sean más soportables…
El beato Lolo de Linares, es además, un ejemplo para periodista, por buscar la verdad y la realidad, en la medida de sus posibilidades, en la no negación del enorme Misterio del Buen Dios que todo ser humano lleva en su corazón y en su alma, en ser como otro periodista, con sus condicionamientos un escribidor y pensador de artículos periodísticos, que en definitiva, es intentar en una botella de mil palabras, encerrar un aspecto del mundo.
Para terminar, dicen que Chesterton está en proceso de beatificación, si este autor inglés llegase a beato, tendríamos dos figuras, dos escritores, dos periodistas, dos articulistas para dar un poco más de luz al mundo de los medios de comunicación que tanto necesitan, que tanta racionalidad, veracidad, moralidad, sentido común, prudencia necesitan. O, mejor, necesitamos todos y toda la sociedad, para intentar entender y comprender mejor el mundo, y a nosotros mismos…

Te puede interesar

Boletín de noticias

 Ayudar a GLOBATIUM 

Apoya nuestro proyecto editorial GLOBATIUM empresa editora de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar