¿Quieren los españoles vivir una revolución?

Opinión 22 de mayo de 2020 Por Colectivo Puente Madera

albalogo150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Dirigentes de Vox y PP animan a los españoles a manifestarse contra el gobierno como hacen desde la semana pasada en las calles del barrio de Salamanca y otros. Ellos, como responsables institucionales saben positivamente que para poder manifestarse o concentrarse legalmente, independientemente del estado de alarma, es necesaria una comunicación formal a la Subdelegación del gobierno. Esta comunicación formal no existe. Por lo tanto, deliberadamente Vox y PP llaman a desobedecer las leyes.

Es, sin ninguna duda, una revolución desde arriba para propiciar un cambio de régimen o gobierno: es la utilización de los métodos 1 a 6 del manual de Gene Sharp, autor que publicó un listado de 198 métodos de protesta. El problema es que los métodos de Sharp pueden usarse contra dictaduras, pero también contra democracias. Según Aurora Ferrer y Juan A. de Castro estos métodos fueron utilizados por Puigdemont durante la crisis de la independencia catalana. Estos dos autores, que se presentan como analistas de inteligencia privados y siguen la estela del presidente ultraconservador húngaro Viktor Orbán, publicaron su estudio en la editorial Homo Legens, que también edita hagiografías de Franco y que ha lanzado el título “Por qué Vox”. El círculo se cierra: Vox y la parte más radical del PP están poniendo en práctica los métodos de Sharp, los mismos que utilizó Puigdemont, para provocar un cambio de gobierno…o de régimen.
¿Quieren otra muestra sencilla? Método 42 de Sharp: manifestación de vehículos. Vox lo anunció en el congreso para este fin de semana, advirtiendo que el gobierno “será responsable de lo que pueda suceder”. Si revisan la obra de Sharp, comprobarán qué cantidad de sus métodos está utilizando la ultraderecha. Los escraches de la derecha a los políticos en sus domicilios, algo que nosotros rechazamos venga de donde venga, son otro ejemplo.
Para ganar el poder legalmente Vox y PP necesitan que el gobierno caiga y se convoquen elecciones. Para ello hay dos caminos. El primero es proseguir con el acoso al gobierno, para desgastarlo y agotarlo utilizando la pandemia y la terrible crisis económica y derrotarlo dentro de cuatro años. Pero ese escenario no le gusta a la ultraderecha: faltan cuatro años, el país podría recuperarse, y supondría arriesgarse a una competición electoral muy polarizada, con una presumible gran movilización de la izquierda.
Por eso optan por el segundo camino: hay que derribar al gobierno cuanto antes, aplicando los métodos de Sharp. La puesta en práctica sistemática y simultánea de todos estos métodos supone una revolución planificada alentada por cargos institucionales de todos los niveles y multiplicada por algunos medios de comunicación y las redes sociales, para crear el caos y una sensación de ansiedad y angustia en la población que lleve al límite a la resistencia de todo el sistema. No importa que la mayoría de españoles no jueguen a ese juego: lo que importa es que una minoría pueda difundir una sensación colectiva de crisis límite, esa es la tarea de la vanguardia revolucionaria. Es público que jóvenes ultraderechistas se manifiestan en barrios que no son suyos con la intención de provocar a la policía. Y en ese clima de crisis, en algún momento, el gobierno (sus miembros, un funcionario, alguno de los agentes de la policía) o algún ciudadano perderá los nervios y cometerá un grave error que será aprovechado para provocar el estallido de la situación. En muchos frentes a la vez; nos tememos que, incluso, violentamente. Nunca, desde la transición desde la dictadura, se habían provocado con tanta calculada frialdad los enfrentamientos callejeros que han comenzado a producirse. Todo está estudiado.
Ese es el plan, notorio, público, casi publicado. La siguiente cuestión es: si esto último sucede, ¿qué pasará entonces? ¿Qué sucederá? ¿Alguien lo puede garantizar? Y la pregunta más importante es esta: en pleno 2020, azotados por la pandemia y la crisis, ¿quieren los españoles, además, vivir una revolución liderada por Abascal?

@CPuenteMadera

Te puede interesar

Boletín de noticias

 Ayudar a GLOBATIUM 

Apoya nuestro proyecto editorial GLOBATIUM empresa editora de albacetealdia.es para que podamos continuar en este momento que la publicidad no podrá sustentarnos, creemos que entre todos podremos superar esta pandemia, gracias por tu participación y comprensión

Te puede interesar